Buscar
  • Escapa2

'Viaje en el Tiempo', La Cueva (Mayo 2021, Seseña)

El Doctor Howard, famoso explorador, desapareció hace años en una misteriosa cueva de Seseña y solo los mejores investigadores serán capaces de ayudarle a regresar.



  • Nombre de la empresa: La Cueva

  • Nombre de la sala: Viaje en el Tiempo

  • Número de jugadores: 2-6 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 60€ - 120€ (en función del número de jugadores)

  • Duración: 75 minutos


Ahora que por fin podíamos salir de la Comunidad de Madrid, tanto Fer como yo decidimos cambiar de aires e irnos de visita a Toledo durante un fin de semana. El viaje en coche estaba siendo tranquilo, hasta que vimos el cartel que nos indicaba la entrada al pueblo de Seseña.


-¿No es aquí donde desapareció hace años nuestro profesor, el Doctor Howard? -dijo Fer-. ¿Por qué no cogemos el desvío y echamos un vistazo?


Dicho y hecho, cogí la salida que nos llevaba hasta Seseña y, recordando anécdotas vividas en clase con el Doctor Howard, nos preguntamos si después de tantos años seríamos capaces de encontrar alguna pista sobre el paradero de nuestro profesor.


La reserva


Si vosotros también tuvisteis como profesor a este excéntrico explorador y queréis ayudar a encontrarle, o si simplemente compartís su espíritu aventurero, no tengáis dudas y adentraros en esta peculiar cueva.


Debéis tener en cuenta que el aforo en la cueva está limitado y solo permite grupos reducidos de visitantes (2-6 personas), por lo que os recomendamos que reservéis con antelación el día y hora que acudiréis, ya sea a través de su página web o del teléfono de contacto que encontraréis en la misma.


Local, historia y objetivo


La Cueva se encuentra en el centro de Seseña, un pueblo a unos 45 minutos en coche de Madrid. Sin duda, os recomendamos este medio de transporte para llegar hasta allí. Al menos en nuestro caso, no tuvimos problema para aparcar justo al lado. Si bien la cueva no es visible desde la calle, estamos seguros de que la localización exacta no tiene pérdida gracias a la valla que rodea la propiedad, la cual incluye el nombre de la sala en gran tamaño.


Tras superar una pequeña prueba inicial para demostrar que éramos aptos para embarcarnos en esta aventura, fuimos recibidos por Sandra, quien nos llevó hasta el interior de la casa donde se encontraba la mujer del Doctor Howard. Allí mantuvimos una agradable y divertida conversación con ambas mujeres (después de tantos años, la pena por la desaparición del profesor se había ido diluyendo con el tiempo), quienes nos contaron un montón de anécdotas y chismorreos sobre el Doctor. Nosotros, cual reporteros de Sálvame, les tiramos de la lengua todo lo que pudimos, no fuese a ser que nos dejáramos por el camino algún jugoso cotilleo que nos ayudase a resolver el misterio.


Por último, pudimos ver un video que el mismísimo Doctor Howard había enviado, indicándonos que en esta misteriosa cueva de Seseña se encontraban algunos de los secretos y enigmas que nos darían a conocer mejor la vida y costumbres de nuestros antepasados. Sin embargo, el Doctor había quedado atrapado en un bucle temporal y solo con nuestra ayuda conseguiría regresar antes de que fuese demasiado tarde.


Ambientación y juegos


A lo largo de nuestra trayectoria escapista hemos jugado unas cuantas salas y, casi sin excepción, podríamos clasificarlas en tres categorías: salas cuyo nombre describe la aventura que vamos a vivir (El Bosque, Mina de Quintana), salas que dan una idea aproximada de lo que te vas a encontrar en el interior (Inframundo, Apartamentos Riverblood) y salas en las que no tienes ni idea sobre qué va a ocurrir una vez cruces la puerta (La Entrevista, ¿Vacaciones?). A priori, llamándose "Escape Room La Cueva", todos pensaríamos que se trata de una sala que incluir en el mismo saco que "El Bosque" o "La Mina de Quintana", sin embargo, es importante resaltar una diferencia que nosotros no habíamos vivido hasta el momento: en "Escape Room La Cueva" no se recrea una cueva, sino que se juega en una cueva real del año 1776.


Teniendo esto en cuenta, podéis imaginaros que ciertos elementos a nivel de ambientación, texturas, olores o incluso la temperatura (se mantiene constante todo el año) son completamente reales y hacen que la experiencia en estos aspectos sea mucho más inmersiva de lo habitual. Por otro lado, también tiene ciertas desventajas, ya que integrar determinados elementos decorativos supone un reto y, en una de las estancias, tuvimos la sensación de estar en una habitación en la que se habían repartido los distintos objetos sin que hubiese una armonía en el conjunto.


Respecto a los juegos, si somos sinceros, esperábamos una sala de corte clásico en la que predominasen los candados y, aunque encontramos unos cuantos a nuestro paso, nos sorprendió muy positivamente el enorme número de mecanismos que han conseguido integrar a lo largo de toda la sala y el buen equilibrio que hay entre ambos tipos de juegos.


Los juegos se caracterizan por ser intuitivos y, aunque en alguno de ellos tuvimos que estrujarnos el coco durante un rato, el nivel de dificultad es bajo-medio. Si a esto le sumáis vuestras habilidades de observación y búsqueda, estamos seguros de que no se os resistirán. En nuestro caso, hubo un juego que nos gustó especialmente y que estamos seguros que, al igual que muchos jugadores, recordaremos con mucho cariño por ser la primera vez que veíamos algo así en una sala de escape.


Además de por lo citado anteriormente, creemos que se trata de una de las mejores opciones para hacer con niños (¡alucinarán!), puesto que se trata de una sala lineal dividida entre las distintas épocas de la historia que visitaréis en este Viaje en el Tiempo. Sin embargo, parejas de escapistas experimentados y grupos de 3-4 jugadores también la disfrutarán y no pararán ni un momento quietos.


¿Lo conseguimos?

Tanto viaje en el tiempo nos tenía descolocados y las distintas épocas que visitamos no se caracterizaban precisamente por tener relojes de aguja (y mucho menos, digitales), por lo que fuimos a ciegas confiando en que nuestro ingenio fuera suficiente para rescatar al Doctor Howard antes de los 75 minutos. Afortunadamente fue así, aunque echamos de menos que en los momentos finales hubiese algo más de tensión "in crescendo" o algún efecto/evento que cerrase el hilo de la historia.


Mucha madera de gladiadores no es que tengamos...

Al terminar pudimos charlar largo y tendido con Susana y Sandra, las dos artífices de esta sala, que nos contaron un montón de curiosidades acerca de la cueva y de actividades anteriores que habían hecho en ella. ¡No os lo creeríais!


Valoración y puntuaciones


- A destacar: El excepcional lugar en el que se ha creado la sala (una auténtica cueva real) y la capacidad de improvisación de las dos Game Master durante la introducción, dándole un punto muy divertido. El carácter didáctico de la experiencia (porque si además de divertirse, se aprende, mucho mejor) y la actitud tan receptiva de Susana y Sandra para darles ideas que les ayuden a mejorar la experiencia.


- A mejorar: Personalmente, eliminaríamos de la web el detalle de qué épocas se van a visitar para no desvelar esa sorpresa y que cause mayor efecto durante el juego. Pulir ciertos detalles de la introducción (juego de luces para que se vean sólo las partes de la habitación más inmersivas, mejora del video...) y darle un empujón al tramo final de la experiencia para que los jugadores salgan con la adrenalina por las nubes y habiendo cerrado el hilo de la historia.





Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor




Datos de contacto:

Calle Cardenal Cisneros 6, 45223, Seseña

606516213 – 678400730

info@escaperoomlacueva.com

108 vistas0 comentarios