Buscar
  • Escapa2

'Paranormal Experience', Madrid Terror (Septiembre 2020, Madrid)

Adéntrate en la casa de un famoso cineasta, construida en el interior de un antiguo matadero, y logra cerrar el caso paranormal más controvertido de la historia.


  • Nombre de la empresa: Madrid Terror

  • Nombre de la sala: Paranormal Experience

  • Número de jugadores: 2-6 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 90€ - 150€ (en función del número de jugadores)

  • Duración: 90 minutos


Nuestra primera parada del día había sido en los Apartamentos Riverblood, pero en vista de las cosas tan extrañas que pasaban allí, pensamos que sería de locos comprarse una casa en aquel bloque de edificios.


Por suerte, un amigo nos había hablado de un chollo que podría ser nuestra gran oportunidad: la casa de un famoso cineasta. Es cierto que necesitaríamos hacer algo de obra antes de entrar a vivir porque la casa se encontraba construida en un antiguo matadero, pero el precio era tan atrayente que al menos merecía que fuésemos a echar un vistazo. Total... ¿Qué podría salir mal?


La reserva


Si vosotros también estáis hartos de oír eso de que "alquilar es tirar el dinero en saco roto" y estáis interesados en comprar la casa o si sois tan fan del famoso cineasta que vivió allí que no podéis dejar pasar la oportunidad de conocer su hogar, os recomendamos que reservéis una visita a través de la web de Madrid Terror.


En primer lugar, deberéis seleccionar el día y hora en que queréis hacer la visita, así como el número de personas que os acompañarán (recordad que el máximo de visitantes son 6, ya que el guía no daría a basto si fuesen más, por lo que elegid bien a vuestros acompañantes). Por último, para asegurar que la visita se adapta a vuestras expectativas, será necesario que indiquéis vuestra experiencia visitando este tipo de inmuebles y cómo de emocionante queréis que sea la visita (nivel de terror bajo, medio o alto). Para formalizar la reserva, podéis abonar el total de los honorarios o una señal de 40€, pagando el resto el día de vuestra visita.

Local, historia y objetivo


La casa del cineasta se encuentra en el distrito de Arganzuela, a pocos minutos a pie del río Manzanares. Para llegar hasta allí contáis con numerosas opciones de transporte público, siendo las paradas que quedan más cercanas las del metro de Acacias (Línea 5) o las de metro/cercanías de Delicias (líneas 3 y C1, C10) y de Pirámides (líneas 3 y C5).


En nuestro caso, dado que veníamos directos desde Las Rozas y con poco tiempo de margen, nos decantamos por el coche, por lo que, a medida que cada uno de nosotros fue encontrando plaza de aparcamiento (no nos resultó demasiado complicado), nos fuimos reuniendo delante de la inconfundible fachada de Madrid Terror. Cuando estuvimos todos y sólo faltaban un par de minutos para la hora de la reserva, le dimos a Manu un regalito que llevábamos escondiendo toda la tarde y es que.... ¡esta sería su sala de escape número 100! Como recuerdo le habíamos pintado a mano y firmado una camiseta de recuerdo, que no dudó ni un segundo en ponerse en medio de la calle y en hacerse con ella algunas fotos de recuerdo.


En cuanto tocamos el timbre, nos recibió con un torrente de energía (y no sé si un poco de mala leche), Víctor, quien nos indicó dónde guardar nuestros objetos personales, los papeles que debíamos firmar y el protocolo de sanitización que debíamos realizar antes de comenzar la visita. Esto nos llevó unos cuantos minutos, tras los cuales por fin pudimos acceder al interior de la casa, donde Víctor nos confirmó que efectivamente nos encontrábamos en la casa de un aclamado cineasta, la cual había sido construida sobre un antiguo matadero. SI bien durante los primeros años en aquella casa, la vida del cineasta había estado llena de éxitos y de felicidad, con el paso del tiempo su historia y la de su familia comenzó a ser cada vez más siniestra y a rozar lo paranormal. Si queríamos salir con vida, debíamos poner fin a los sucesos que estaban teniendo lugar allí.


Ambientación y juegos


Supongo que sería injusto escribir acerca de esta parte de la experiencia sin confesar antes que mis primeros 20 o 30 minutos dentro de aquella casa son un recuerdo borroso, ya que tenía tanto miedo que era incapaz de pensar en nada que no fuese localizar el rincón más seguro de cada habitación por la que íbamos avanzando, olvidándome por complejo de los juegos y enigmas. Al hacer la reserva, Fer había elegido la opción de "terror alto" y, aunque estoy segura de que los amantes de este género se han enfrentado a cosas mucho peores, para aquellos que pertenecemos al "club de los cobardes" supone un reto considerable (aunque no imposible, ni mucho menos). Dicho esto, trataré de contaros lo mejor posible cómo nos fue dentro de aquellas cuatro paredes:


Que estábamos en el interior de una casa antigua y con cierto aire señorial era algo innegable desde el primer momento. Cada estancia se encontraba perfectamente ambientada según su función y en todas ellas se podían encontrar multitud de objetos decorativos antiguos que ayudaban a que la inmersión fuera total desde el principio. El gran tamaño con el que cuenta la sala tiene un gran impacto durante la primera mitad de la experiencia, haciendo que sientas que estás en el interior de un gran laberinto del que no sabes salir y, aumentando por tanto, la sensación de terror. Sin embargo, a medida que los minutos van avanzando y comienza a ser necesario relacionar elementos de distintas habitaciones y, por tanto, volver a visitar espacios que habías dejado atrás, el juego se vuelve multilineal y mucho más interesante, ya que el jugador tiene muchas más posibilidades entre las que elegir y nunca sabes detrás de qué esquina puede estar esperándote la siguiente sorpresa. Y os aseguramos que no son precisamente el tipo de "sorpresas" que a uno le gusta recibir...


Porque si de algo nos dimos cuenta nada más poner un pie dentro de aquella casa, es que no estábamos solos y que ciertas presencias paranormales nos acompañaban, para bien o para mal. Su forma de manifestarse era muy variada y el juego de luces, sonidos y movimientos que ocurría a nuestro alrededor cada vez que esto ocurría era impecable. El objetivo de la mayoría de estas energías paranormales era complicarnos la misión para no lograr averiguar qué le había ocurrido al cineasta, sin embargo, también había por allí vagando unas pocas almas bondadosas que nos ayudaban de vez en cuando. El problema era que muchas veces no sabíamos diferenciar a las primeras de las segundas, por lo que en vuestra mano queda decidir en quién queréis confiar...


Pero no os vayáis a creer que la experiencia paranormal era lo único que debíamos superar, en el interior de aquella casa había toda una serie de enigmas y juegos de lógica que tendríamos que resolver si queríamos conseguir nuestro objetivo. Cuando llevábamos allí una media hora y fui capaz de resolver antes que el resto un enigma que acabábamos de encontrar (y por consiguiente, hacer mi primera aportación útil en lo que llevábamos de tarde) en mi mente algo hizo "clic" y empecé a dejar el miedo en un segundo plano y a disfrutar de la experiencia. A partir de ese momento tomé mejor consciencia del tipo de juegos que había que, por lo general, contaban con un elevado componente mecánico (no estaréis 90 minutos abriendo candado tras candado) y cuya dificultad, como suele ocurrir en las salas de terror, no era excesivamente alta una vez conseguías apartar el miedo y concentrarte en ellos. Como punto de mejora, echamos en falta un mayor hilo conductor entre los juegos o de relación con la historia, teniendo en ocasiones la sensación de "resolver por resolver" los enigmas a los que nos enfrentábamos.


En resumen, Madrid Terror es una sala de escape que cualquier aficionado a este mundillo no debería perderse y, dado que al hacer la reserva puede elegirse el nivel de terror, incluso los miedosos podrán disfrutar de ella si cuentan con algún valiente en el grupo. Creemos que el número de jugadores idóneo es de tres a cinco, teniendo en cuenta el gran tamaño de la sala y que el factor miedo siempre hará que alguno de los integrantes del equipo no esté al 100%. Por último, sí creemos que es importante haber jugado unos cuantos Escape Room antes de visitar Madrid Terror, no tanto por la dificultad de sus enigmas sino porque creemos que así la experiencia se disfrutará mucho más.


¿Lo conseguimos?

Por suerte para el grupo, no fui yo quien tuvo que enfrentarse a los peores retos que se escondían en aquella casa (e incluso diría que a partir de un determinado momento hasta el pobre Manu acabó pasando mucho más miedo que yo), por lo que conseguimos resolver el misterio que rondaba en torno al cineasta con unos 10 o 15 minutos de margen.


Al acabar, pudimos charlar un rato con los dos Game Masters que nos habían acompañado durante toda la sesión, a los cuales agradecemos el extraordinario trabajo que hicieron, ya que gracias a ellos la experiencia fluyó en todo momento y cada uno de nosotros se enfrentó a la dosis justa de miedo. Con ellos pudimos volver a recorrer la casa entera, repasando alguno de los momentos más divertidos/aterradores que habíamos vivido y resolviendo las dudas que nos habían quedado sobre cómo habían ocurrido determinadas cosas.

¡Cuidado! Si nos miráis a los ojos durante más de 5 segundos caeréis en nuestra hipnosis....

Por último, sellamos nuestros pasaportes del Horror Escape Tour, en el que participan junto a las salas de El Bosque, Inframundo y La Zona. Debido al Covid han ampliado la fecha fin de la ruta e irán informando de todas las novedades en su página web y redes sociales, por lo que os recomendamos que estéis atentos.


Fer, Manu y Cristian ya han conseguido completar la ruta, pero Paco y yo todavía tenemos que enfrentarnos a la actividad paranormal de La Zona, por lo que en cuanto consigamos recuperarnos de este susto y reclutemos a algún valiente que nos ayude (interesados: hay vacantes disponibles), iremos a por nuestro último sello. ¡Deseadnos suerte!


Valoración y puntuaciones


- A destacar: El gran tamaño de la casa y la excelente ambientación de todas las salas que la forman. El trabajazo de los Game Master durante toda la experiencia, tanto a nivel de ayuda en aquellos momentos en los que nos quedamos atascados, como para crear los momentos de tensión y terror.


- A mejorar: En los primeros minutos se da una gran cantidad de información relacionada con la historia y objetivo, creemos que sería más fácil de asimilar y más divertido si se fuese descubriendo poco a poco. Integración de los enigmas con la historia para dar un sentido redondo a la experiencia.


Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:

Paseo de la Esperanza, 53, 28005 Madrid

622 85 30 25

info@madridterror.com

76 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now