Buscar
  • Escapa2

'Virus Lihte', Dale al Coco (Octubre 2019, Madrid)

Actualizado: ene 22

¡Alerta! Un peligroso virus procedente de tierras africanas amenaza a la población y solo los científicos más valientes y capacitados podrán conseguir el antídoto. ¿Serás uno de ellos?


  • Nombre de la empresa: Dale al Coco

  • Nombre de la sala: Virus Lithe

  • Número de jugadores: 8-20 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 15€ por jugador

  • Duración: 60 minutos de juego (70 minutos de experiencia)


Estamos seguros de que todos vosotros habéis oído hablar alguna vez del Vaticano, una ciudad que se encuentra localizada a su vez dentro de otra ciudad (Roma), sin embargo, no mucha gente sabe que en Madrid ocurre el mismo fenómeno y que sus calles alojan desde hace unos meses otra pequeña ciudad. Os hablamos de la Coco Ciudad que, si seguimos con los paralelismos, podría decirse que cuenta con Paula y Sebas como fundadores igual que Rómulo y Remo lo fueron en su día en Roma (espero que la parte de ser amamantados por una loba no lo tengan también en común...).


Esta pareja ha creado un precioso microuniverso en el que tienen cabida todas sus salas de escape y hall escapes, de forma que podemos visitar la agencia de viajes de la Coco Ciudad si queremos informarnos sobre unas alocadas ¿Vacaciones?, la comisaría para investigar Una Extraña Mercancía o las bodegas para hacer una cata de vinos (Winers). El último edificio en ser inaugurado en esta peculiar ciudad ha sido el laboratorio por lo que, como buena científica, no podía dejar pasar la oportunidad de investigar un antídoto para el peligro Virus Lihte que allí tienen guardado. Para ello, contaría con la ayuda de otros expertos del sector, a los cuales conocería en las instalaciones. ¿Quiénes serían los misteriosos ayudantes?


La reserva


La reserva podréis hacerla desde la página web o por teléfono si os habéis decidido en último momento y quedan menos de 24 horas. Os recomendamos que la reserva la hagáis por la web, no sólo para aseguraros vuestra plaza en cualquiera de las aventuras de la Coco Ciudad, sino porque verdaderamente merece la pena bucear por ella y ver tanto el mapa de la ciudad que han diseñado como los carteles tan divertidos de cada una de las salas.


Para formalizar vuestra reserva tendréis que elegir el día y hora en los que queréis jugar, así como vuestros datos de contacto. No es necesario seleccionar el número de jugadores en el momento de hacer la reserva, lo cual es especialmente cómodo en juegos tan numerosos como los hall escapes, aunque sí será necesario abonar una señal de 45€ y pagar el resto del importe en el local.


Local, historia y objetivo


La Coco Ciudad ha expandido sus fronteras en los últimos meses y ahora se encuentra dividida en dos territorios: uno dedicado a salas de escape (calle San Cayetano) y otro para los hall escapes (calle Magdalena), por lo que al tratarse Virus Lihte de un juego grupal nos dirigimos a su nuevo local en calle Magdalena, que se encuentra entre las paradas de metro de Tirso de Molina y Antón Martín (Línea 1). El día de nuestra visita la calle se encontraba en obras con numerosas señales y vallas alrededor, por lo que es posible que durante una temporada no sea sencillo ver el local desde el exterior. ¡Que no cunda el pánico! Nosotros le preguntamos al señor Google Maps y nos llevó hasta allí sin problemas, por lo que estamos seguros de que vosotros tampoco tendréis mayores complicaciones.


Por motivos de trabajo, Fer no pudo unirse a la investigación, por lo que en su lugar me acompañó Paco. Fuimos los primeros en llegar y, pacientemente, esperamos en la puerta a que llegara el resto del grupo (lo cual era irónico teniendo en cuenta que no sabíamos quiénes serían nuestros compañeros). Pasados unos minutos vimos un par de caras conocidas viniendo hacia nosotros. ¡Los Master Hunters en persona! Tras charlar animadamente durante un rato sentimos que tres sombras sigilosas se acercaban... ¡Solo podían ser los Ninja Escape!


Con el equipo ya al completo, llamamos al telefonillo y accedimos al interior del local. ¡Menuda sorpresa nos llevamos cuando vimos que la inmersión comenzaba desde el minuto uno y que parecía que nos encontrábamos en una verdadera instalación científica! El efecto que los chicos de Dale al Coco han logrado con esta introducción nos encantó a todos y no hizo más que mejorar cuando nos recibió con un acting brillante la científica encargada de ayudarnos con la investigación del antídoto y de detallarnos la misión que teníamos por delante:  El Virus LIHTE, procedente de tierras africanas, se ha clasificado como un virus muy letal y solo el Laboratorio C.R.S. fue capaz de llegar hasta la zona y analizar su comportamiento. Desgraciadamente, el virus acabó rápidamente con sus vidas, dejando a medias estas investigaciones, aunque sabemos que se quedaron muy cerca de encontrar el antídoto que neutralizaría sus efectos. Necesitamos que alguien igual de capaz que ellos, arriesgue su vida, acabando las investigaciones que dejaron a medias y encuentre el antídoto que frene este virus.


Ambientación y juegos


Al tratarse de un hall escape, la mecánica de juego difiere de la de un escape room, ya que el objetivo no consiste en resolver en equipo los distintos enigmas repartidos a lo largo de las habitaciones, sino que cada equipo cuenta con una réplica exacta (o casi) de los mismos juegos y éstos deben resolverse en paralelo. En nuestro caso, los Ninja Escape se dividieron en dos equipos por ser el grupo más numeroso y los Master Hunters y Escapa2 creamos dos equipos más, formando así un total de cuatro equipos.


Enseguida cada equipo se puso manos a la obra para resolver su conjunto de enigmas, aunque antes siquiera de empezar con el primero de ellos ya tuvimos algún que otro atasco. Por suerte, el buen rollo flotaba en el ambiente (love is in the air) y quedó claro que aunque todos queríamos hacerlo lo mejor posible, era más importante pasarlo bien juntos y por tanto la información volaba de una punta a otra de la habitación para ayudar a quien lo necesitara. Así, gracias a una idea brillante de Paco (insertando ojitos de enamorada), todos conseguimos desbloquearnos y empezar por fin a jugar. 


Y hablando precisamente de juegos, como científica que todos los días trabaja en un laboratorio, lo primero que me sorprendió MUY positivamente es la estrecha relación que guardaron la mayoría de ellos con la temática que tiene la sala, algo que por desgracia no siempre ocurre y que aplicar al campo de la ciencia no es precisamente sencillo.  ¿Significa eso que hay que ser unos cerebritos para resolverlos? La respuesta es rotundamente no. Los juegos están basados principalmente en la apertura de candados, todos son extremadamente intuitivos y aquellos en los que haya que realizar alguna operativa poco habitual cuentan con todas las explicaciones necesarias para poder llevarlos a cabo.


Otro de los puntos fuertes de Virus Lithe es que se trata de una experiencia muy dinámica en la que, lejos de tener que quedaros quietos resolviendo todos los juegos en un mismo sitio, será necesario que recorráis durante numerosas ocasiones todo el espacio con el que contáis y que interaccionéis con distintos elementos repartidos a vuestro alrededor. Aunque la ambientación no suele ser uno de los aspectos más destacados en un hall escape, se nota que los chicos de Dale al Coco han puesto especial esfuerzo en ese aspecto y, aunque una de las zonas era demasiado aséptica para mi gusto, se consigue transmitir a la perfección la sensación de encontrarse en una instalación científica, habiendo incluso varios elementos que estamos seguros que no esperáis encontrar.


¿Lo conseguimos?


Aunque cada equipo contaba con su réplica de juegos y unos iban más adelantados que otros, Virus Lihte cuenta con un considerable componente cooperativo ya que habrá varios momentos en los que os necesitaréis los unos a los otros para conseguir avanzar. En nuestro caso eso no supuso ningún problema, por lo que a falta de algunos minutos (¡el tiempo se nos pasó volando de lo bien que lo estábamos pasando!) conseguimos sintetizar el valioso antídoto que nos salvaría de una muerte segura. ¿Vosotros también lo necesitáis? ¡Corred a la Coco Ciudad para sintetizarlo por vosotros mismos antes de que sea demasiado tarde!


Si durante el juego nos divertimos como enanos, las dos horas que nos quedamos después charlando con Paula y Sebas fueron casi mejores. Además de compartir un montón de experiencias e ideas, pudimos echar un ojo a la nueva localizacion de su juego Winers y, si ya nos había gustado en el local de San Cayetano, os adelantamos que en calle Magdalena se han superado con creces, por lo que si sois amantes del vino... ¡ya estáis tardando en visitar esta peculiar bodega!


Valoración y puntuaciones


- A destacar: La inmersión desde el primer momento tanto a nivel de ambientación como de la interpretación de Paula, nuestra Game Master (nos declaramos fans tuyos ahora y siempre). Los juegos son dinámicos y fluidos y, además, muchos de ellos basados en distintos aspectos científicos. La necesidad de cooperar con el resto de equipos en determinados momentos para que no sea una experiencia tan individualista.


- A mejorar: Incluir más elementos decorativos en una de las zonas, ya que la ambientación era demasiado sencilla. Todos los equipos tuvimos problemas en ver el resultado de uno de los juegos habiéndolo ejecutado correctamente, por lo que creemos que podría modificarse de alguna manera para que sea más evidente y el jugador no piense que lo está haciendo mal.




Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle Magdalena, 11 28012 Madrid

910 530 984 / 650 941 784

info@dalealcocoroomescape.com




158 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now