Buscar
  • Escapa2

'La Mazmorra Mental', Escape Room Manzanares El Real (Septiembre 2020, Madrid)

Únete a la Corporación de La Mazmorra Mental y descubre el misterio que se esconde en Manzanares El Real. La historia no volverá a ser la misma a partir de entonces...



Con el subidón en el cuerpo por haber conseguido recuperar las joyas de Tin Han, la princesa atlante de los tuareg (Inside Escape Room), dimos un corto paseo de apenas cinco minutos hasta llegar a la puerta de La Mazmorra Mental, donde nos esperaba el segundo reto de la tarde en Manzanares El Real. Aunque, precisamente hablando de esperar, eso es lo que tuvimos que hacer durante un rato, ya que en el interior de la Mazmorra todavía se encontraban Fer, Manu, Cris y Nando (escaparquieroescapar) terminando su sesión.


Cuando por fin salieron, no pudimos evitar ponernos los dientes largos mutuamente y compartir unas breves frases sobre qué nos habían parecido a unos y a otros las salas que acabábamos de jugar. Una vez satisfecha la curiosidad inicial, intercambiamos posiciones: ellos se dirigieron al local de Inside Escape Room mientras Paco y yo entrábamos junto a los chicos de El Bosque (Mindtrap) al interior de la Mazmorra Mental. ¿Conseguiríamos mejorar el tiempo que habían hecho ellos? ¿Y encontrar la moneda de la ruta Escapa Hacia la Sierra que nos permitiría tener una participación extra? Solo tardaríamos unos minutos en averiguarlo...


La reserva


Si vosotros también queréis formar parte de la Corporación de la Mazmorra Mental para averiguar qué secreto se esconde en Manzanares El Real, podréis hacerlo a través de su página web, donde debéis elegir el día y la hora de vuestra visita así como el número de jugadores y experiencia previa como escapistas. Finalmente, para completar el proceso, debéis abonar una señal de 20€, pudiendo pagar el resto en el local el día que vayáis a jugar.


Además, los chicos de La Mazmorra Mental ofrecen un servicio de monitor para que grupos de niños de entre 8 y 14 años que no vayan acompañados de adultos puedan disfrutar también de la experiencia. ¡Lo tienen todo pensado!


Local, historia y objetivo


La Mazmorra Mental se encuentra en Manzanares El Real, un pueblo al norte de Madrid, al que tardaréis en llegar aproximadamente unos 40 minutos en coche desde la capital o bien en autobús desde el intercambiador de Plaza de Castilla (línea 724). Una vez en Manzanares, el local se encuentra muy cerca de la Plaza del Pueblo, a escasos metros de dos aparcamientos públicos, por lo que la localización no podría ser más conveniente.


Una de las mayores sorpresas nos la llevamos cuando llegamos a la dirección que nos marcaba Google Maps y vimos el emplazamiento exacto en el que está ubicada La Mazmorra Mental, ya que le viene como anillo al dedo. De hecho, todos estuvimos de acuerdo en que, ambientando de alguna manera los metros previos a la puerta, se podría potenciar muchísimo la inmersión y conseguir una primera impresión realmente impactante en el jugador que pocos locales de Escape Room podrían igualar.


Tras llamar a la puerta accedimos al interior, donde recibimos instrucciones para dejar nuestros objetos personales y equiparnos únicamente con lo imprescindible para la misión que estábamos a punto de comenzar. En aquel momento, se nos comunicó el motivo de nuestra visita y el objetivo que debíamos cumplir, pero, dado que en la página web no se da ninguna pincelada sobre ello y nosotros somos fieles miembros de La Corporación de La Mazmorra Mental, entenderéis que guardemos el secreto. Solo os diremos que nos pareció una idea original y de las que dan mucho juego (incluso de cara a aventuras futuras). Sin embargo, dadas las muchas posibilidades con las que cuenta dicha historia, creemos que a la fase de pre-game (recepción de los jugadores, explicación del objetivo, etc.) le faltó algo de chispa que le aportase un mayor carisma e hiciese la experiencia más inmersiva.


Ambientación y juegos


La Mazmorra Mental es una sala de la que es muy difícil hablar en líneas generales puesto que, más allá de tener juegos de tipo mecánico como denominador común, las diferentes estancias que la conforman son enormemente diferentes entre sí tanto en ambientación como en los juegos que encontraréis en ella (que yo recuerde, es la sala de escape en la que más lo he notado), pudiendo dividirlas en dos grandes grupos.


Por un lado, algunas de las estancias de La Mazmorra Mental podrían encuadrarse en lo que suele conocerse como Escape Room de generación 2.0, ya que contaban con todos los elementos que habitualmente se encuentran en las salas de escape más modernas: ambientación muy cuidada y realista, numerosos mecanismos, momentos de sorpresa y juegos dinámicos en los que usar el cuerpo tendrá un papel más decisivo que darle al coco... En definitiva, una serie de factores que contribuyen a que una sala de escape se convierta en una gran aventura o experiencia inmersiva. Sin duda alguna, esta fue la parte que más disfrutamos y el único "pero" que podemos sacarle es que su duración en el cómputo total de los 60 minutos fuese tan corta y no se pueda disfrutar más.


En contraste con esta parte de La Mazmorra, tuvimos la sensación de que había una brecha demasiado grande respecto al segundo grupo de estancias, las cuales personalmente nos dejaron bastante más fríos tanto a nivel de ambientación como de juegos. Como ya hemos comentado en reseñas anteriores, la elección a la hora de decidir qué espacios van a recrear las distintas habitaciones de un Escape Room es un factor que juega un papel tremendamente importante en las sensaciones que un jugador tendrá cuando viva la experiencia. Por ejemplo, aunque se consiga reproducir con total fidelidad ambos escenarios, el impacto será mucho mayor si la estancia simula un submarino o una pirámide egipcia que si recrea un despacho o una oficina. Esto es precisamente lo que ocurre en este segundo bloque de La Mazmorra en contraste con el primero, ya que, aunque consiguen recrear los diferentes espacios que simulan, el resultado final es bastante sencillo. En cuanto a los juegos, predominan los de tipo lógico y, aunque en líneas generales nos gustaron, algunas de las dinámicas pueden llegar a resultar algo repetitivas al consistir en hacer las mismas asociaciones de ideas muchas veces.


En resumen, se trata de una sala que combina elementos propios de los Escape Room más modernos con los de las salas más clásicas y, dado que casi siempre es posible avanzar en paralelo por varias vías, creemos que es ideal para 4 jugadores. La dificultad de los juegos es media, por lo que se adapta a grupos con todo tipo de experiencia en el mundillo. En nuestro caso, los mayores problemas los tuvimos con un par de mecanismos que no funcionaron correctamente, un riesgo que siempre existe en las salas tan tecnológicas. El punto más negativo de la experiencia no fue precisamente que no funcionase bien alguno de estos mecanismos (entendemos que es algo que puntualmente puede ocurrir), sino que cuando pedimos ayuda al Game Master no obtuvimos respuesta durante varios minutos y, en su lugar, oíamos conversaciones de fondo que no tenían relación con nuestro juego.


¿Lo conseguimos?

A pesar de sufrir este parón y de que no hemos jugado muchas salas con los chicos de Mindtrap, nos coordinamos muy bien durante toda la experiencia y tuvimos muy buena comunicación, por lo que finalmente conseguimos terminar con cierto margen de tiempo la misión que nos habían encargado en La Organización de la Mazmorra Mental. Además, conseguimos encontrar la moneda de la ruta Escapa Hacia la Sierra, por lo que... ¡el éxito fue doble!


No es por recochineo (bueno, un poco sí...), pero por si os preguntabais qué grupo fue más rápido escapando de La Mazmorra Mental (el de Fer o el mío) podéis sacar vuestras propias conclusiones:

Juan no se había duchado aquel día y entre todos le dejamos como los chorros del oro

Somos los Full Monty de la limpieza


Valoración y puntuaciones


- A destacar: El carácter dinámico y la originalidad de los juegos de algunas de las salas. La temática de la sala, aunque podría estar más aprovechada, es original y divertida.


- A mejorar: La ambientación en algunas de las estancias, ya que era demasiado sencilla y echamos en falta elementos decorativos que le dieran más carisma. La repetitividad de algunos juegos y la interacción con el Game Master cuando tuvimos problemas en la sala. Dar un sentido global a la experiencia, hilando la temática con la recepción del jugador, el local, etc.


Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:

Calle Real 5, Sótano dcho, 28410 Manzanares el Real, Madrid

644 43 33 00

160 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo