Buscar
  • Escapa2

'Virus', El Reino (Diciembre 2019, Granada)

Un peligroso virus ha hecho que cunda el caos en un hospital y ahora amenaza con propagarse. ¿Podrá tu equipo encontrar a tiempo el antídoto que salve a la humanidad?


  • Nombre de la empresa: El Reino

  • Nombre de la sala: El Virus

  • Número de jugadores: 2-7 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 60€ - 90€ (en función del número de jugadores)

  • Duración: 60 minutos


Tras terminar con éxito nuestra investigación sobre el Expediente Ajna en tierras malagueñas, fuimos a cenar todo el grupo para recuperar fuerzas. Durante la cena, nuestros amigos nos comentaron que estaban pensando hacer una pequeña escapada a Granada precisamente el día que nosotros volvíamos en coche a Madrid. ¿Y quiénes somos nosotros para llevar la contraria a los astros cuando se alinean de esta manera? 


Decidimos hacer una parada en nuestro viaje en coche para pasear durante un par de horas por Granada y hacer una visita express a nuestros amigos de El Reino Escape Room, ya que tras probar nuestra valía escapando de su peculiar Interrogatorio, ahora necesitaban nuestra ayuda para erradicar un peligroso Virus.


La reserva


Tanto si tenéis experiencia a la hora de sintetizar antídotos como si es vuestra primera vez, podéis reservar vuestra plaza para esta misión humanitaria a través de la página web de El Reino o por teléfono si se trata de un plan de última hora (algo que no os recomendamos, ya que el aforo suele estar lleno).


Tendréis que elegir el día y hora en el que queréis acudir a las instalaciones y el número de integrantes que formarán vuestro grupo. Dada la dificultad de la misión, se recomienda que al menos participen en ella tres personas, aunque si sois experimentados investigadores estamos seguros de que podréis resolverla sin problema. Finalmente, podréis abonar el pago llegado el día de vuestra reserva en el local.


Local, historia y objetivo


Los chicos de El Reino Escape Room se encuentran ubicados en un amplísimo local en el centro de Granada, muy próximos a la catedral y a la Plaza de la Trinidad, por lo que, estéis por la zona que estéis del centro de la ciudad, no tardaréis más que unos pocos minutos en llegar hasta allí. Además, teniendo en cuenta las enormes cristaleras con las que cuenta el local, estamos seguros de que no hay posibilidad de pérdida.


Llamamos al timbre y enseguida nos recibió la Game Master quien, con ciertos toques de inmersión, nos dio la bienvenida e instrucciones básicas para enfrentarnos a nuestra misión de aquel día. Tras guardar nuestros objetos personales en una taquilla (no podíamos correr el riesgo de que se contagiasen y propagasen el virus a nuestra salida), comprobamos que el elemento que nos mantendría en comunicacion con nuestra Game master funcionaba correctamente y la seguimos al interior del hospital evacuado donde debíamos encontrar el antídoto y la forma de administrarlo antes de que los no muertos que merodean por el edificio nos encuentren.


Ambientación y juegos


La entrada al hospital se realiza de una determinada manera que, si bien aumenta la sensación de misterio o tensión, nos pareció que no estaba del todo integrada con la historia. Creemos que podría dársele una pequeña vuelta junto a la recepción inicial de la Game Master para encajarlos mejor dentro de la historia y conseguir un efecto más impactante e inmersivo durante esta primera fase de la experiencia.


Una vez llegamos a la sala de reanimación, no nos hizo falta más que un vistazo rápido para darnos cuenta de que allí había ocurrido alguna emergencia que habia provocado la huida de todo el mundo, dejando las instalaciones "manga por hombro". Aunque la ambientacion de la estancia en la que nos encontrábamos era sencilla (algo que se mantuvo en el resto de habitaciones que visitamos aunque con alguna que otra sorpresa positiva), sí que nos llamó positivamente la atención el mobiliario y muchos de los elementos médicos que había allí, ya que parecían sacados directamente de un hospital, lo cual nos confirmaron a la salida.


En cuanto a los retos a los que tuvimos que enfrentarnos, tenían un buen equilibrio entre el corte clásico y el mecánico, de manera que en los lugares más destacables a primera vista como armarios o cajones encontramos distintos tipos de candados o cerraduras, mientras que en ubicaciones más ocultas dimos con mecanismos que, en la mayoría de las ocasiones, revelaban alguna sorpresa. Por otro lado, la mayoría de los juegos se caracterizaban por un alto componente lógico, habiendo muy pocos de ellos en los que se requiriese alguna habilidad física. Aunque la dificultad de los mismos no era excesivamente elevada, lo cual hizo que la sala nos pareciese bastante fluida excepto en un par de momentos de bloqueo en los que necesitamos la ayuda de nuestra Game Master, sí que echamos en falta algún juego más movido que aportase dinamismo a la aventura.


Otra de las cosas que no debéis olvidar llevar con vosotros si hacéis una visita a los chicos de El Reino es vuestro olfato rastreador, ya que os será imprescindible para encontrar determinados elementos clave que os permitan avanzar en vuestra búsqueda del preciado antídoto. En nuestro caso, al ser éste uno de nuestros puntos flojos y ser únicamente dos personas, tuvimos varios momentos de parón debido a que no encontrábamos el objeto que necesitábamos, pero estamos seguros de que si sois un poco más espabilados que nosotros o vuestro grupo es más numeroso, no tendréis demasiados problemas.


En conclusión, Virus es una sala perfectamente adaptable tanto a parejas o tríos con experiencia como a grupos más numerosos que no tengan demasiadas salas a sus espaldas. Además, a pesar de estar rodeados de un grupo de no muertos, el nivel de tensión es bastante bajo, por lo que incluso los más temerosos podrán enfrentarse a ellos sin miedo a terminar siendo devorados.


¿Lo conseguimos?

A lo largo de toda nuestra aventura conseguimos avanzar con buen ritmo y, gracias a la ayuda de nuestra Game Master en los momentos en los que estábamos más espesos, pudimos finalmente administrar el antídoto con tiempo suficiente para huir de los no muertos y evitar convertirnos en su almuerzo de aquel día.



A la salida pudimos hablar con Sandra y Fran, responsables de El Reino Escape Room, acerca de nuestras experiencias como escapistas y repasar juntos aquellos puntos de la sala sobre los que nos quedaban algunas dudas. Nos gustaría agradecer el trato tan maravilloso que nos dieron de principio a fin y no tengáis duda de que volveremos a visitarles cuando abran la nueva sala en la que están trabajando.


Valoración y puntuaciones


- A destacar: Los elementos decorativos traídos directamente desde un hospital, ya que aumentan la inmersión en la historia. El equilibrio de juegos clásicos y tecnológicos, el trato recibido durante toda la visita.


- A mejorar: La recepción del jugador y entrada en la sala para que encaje mejor en la historia que han construido alrededor de la sala. Incorporar distintos niveles de tensión para los grupos más valientes, ya que la presencia de los no muertos se queda un poco diluida. Realizar algunas mejoras de ambientación para aumentar la crediblidad.


Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle Paz, 6 locales, 18002 Granada

697 80 45 21

elreinoescaperoom@gmail.com

39 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now