top of page
Buscar
  • Foto del escritorEscapa2

'¿Quién mató a David Kentley?', Escape College (Enero 2018, Madrid)

Actualizado: 22 ene 2020

La muerte del senador David Kentley continúa siendo un misterio para la policía. Adéntrate en la escena del crímen y descubre la verdadera identidad del asesino antes de que sea demasiado tarde.




Como viene siendo habitual en Escape College, según salimos de La habitación de Nanako quisimos aprovechar el 25% de descuento en la segunda sala que tienen anunciado tanto en la web como en el local. Según nos dijeron, el grupo anterior para ¿Quién mató a David Kentley? ya se había marchado y la siguiente sesión estaba libre. Aunque quedaban todavía unos minutos para la hora de la reserva, nos aseguraron que la sala ya estaba lista para jugar así que... ¡A por un poco de misterio!


La reserva


Esta vez no fue necesario hacerla a través de la web porque ya estábamos en el local. Si aprovecháis la oferta de la segunda sala basta con que lo digáis allí mismo y, si tienen hueco libre en alguna, podréis entrar a jugar casi de inmediato. Las dos veces que lo hemos hecho así, quizá por ser un día entre semana, hemos tenido suerte en ese aspecto y no pasaron ni cinco minutos entre una sala y otra.


Local, historia y objetivo


Como os hemos comentado en varias reseñas anteriores, el local se encuentra en el interior de una galería comercial, cerca de Gran vía y Callao (metro más cercano: Santo Domingo -Línea 2 y Callao -Líneas 3 y 5). A estas alturas, ya empieza a ser como nuestra segunda casa.

Esta vez nuestro Game Master fue diferente, creemos que cada uno de ellos tiene asignada una sala en concreto, o al menos esa sensación tuvimos. Al nuestro ya lo conocíamos, fue el mismo que nos llevó la sala The White Room. ¡De hecho se acordaba de nosotros! Preferimos no preguntar por qué...


Todo fue bastante precipitado y, tras cambiar nuestras cosas de taquilla (cada una está asociada a un juego diferente), lo acompañamos hasta la puerta del apartamento del señor Kentley, cuyo paso estaba restringido por un cordón policial. Como ya nos sucedió con Casino, otro de sus juegos, el briefing nos lo dio dentro de la propia sala. Seguimos pensando que esto es un error, porque enseguida comienzas a mirar todo lo que hay a tu alrededor en busca de las primeras pistas y no prestas a la explicación del juego la atención que se merece.


De hecho, nada más entrar nos fijamos en que se habían dejado una pista dada al grupo anterior en el monitor de la sala. Un fallo lo tiene cualquiera, así que nos dimos la vuelta y esperamos a que nuestro Game Master lo solucionase. Durante ese tiempo nos dejó solos dentro de la habitación, pero prometemos que fuimos buenos y no tocamos nada. Una vez resuelto, nos contó qué había sucedido en aquel apartamento y cuál sería nuestro objetivo: el senador David Kentley había sido asesinado en su propio apartamento, pero doce días después el crimen seguía siendo un misterio para el juez del caso. Aprovechando el permiso de una hora que nos había otorgado la policía, tendríamos que entrar en el escenario del crimen y descubrir, a modo de cluedo, quién y cómo había matado al senador.


Ambientación y juegos


Nos encontrábamos dentro de una habitación de corte clásico, que nos recordó a los apartamentos típicos ingleses de la época victoriana que se ven en las películas. Muy al estilo Sherlock Holmes. Muebles de madera oscura, libros antiguos, un reloj de pared... y la silueta de un hombre pintada con tiza en el suelo. ¡La víctima!


Sin pensarlo, ya nos sale casi de forma automática, nos dividimos por la habitación para tantear el terreno y buscar objetos que pudiesen servirnos de cara al resto del juego. Ni un minuto después, conseguí abrir algo que me dio la sensación de que no debería haberse abierto todavía. Por si acaso, frené en seco y dejé que nuestro Game Master valorara la posibilidad de parar el juego y arreglarlo aprovechando que no habíamos hecho gran cosa todavía. Sin embargo, y puesto que no recibimos ninguna señal de alarma a través del monitor, continuamos con el juego pensando que realmente no había sucedido nada fuera de lugar.


Avanzamos muy rápido en esta primera parte de la sala, encontrando y asociando los objetos con los enigmas de una forma bastante intuitiva. Y entonces me topé con la evidencia de que lo que había abierto al principio no tendría que haberse hecho hasta más tarde, pues para ello hacía falta un elemento que todavía no habíamos conseguido. ¡Y eso que habíamos dado tiempo al Game Master para solucionarlo!


Sin pensar más en ello, continuamos resolviendo acertijos. Aunque la mayoría de ellos tienen un carácter tradicional, basándose en la búsqueda de llaves y códigos para abrir candados, de vez en cuando nos topamos con alguno más original, en los que hay que activar cierto mecanismo para que ocurra algo en otra parte de la sala. ¡Eso ha sido como en las películas!


No llevábamos ni la mitad del tiempo cuando conseguimos acceder a la segunda parte de la habitación. Allí la decoración era bastante más pobre en comparación con la zona anterior, pero estábamos tan emocionados por intentar conseguir batir el récord de la sala que no nos importó demasiado. Y entonces... ¡bloqueo mental!


Hasta ese momento los enigmas no habían sido muy complicados, pero de repente topamos con uno que nos retrasó demasiado. ¡Muy bien pensado, por cierto! Con la ayuda de nuestro Game Master conseguimos resolverlo y enfrentarnos a la prueba final antes de que se agotase el tiempo, donde sería fundamental conocer el nombre del asesino y el arma que había utilizado para matar al senador, entre otros datos.


En nuestro caso, no conseguíamos abrir la puerta. Suponíamos que teníamos alguno de esos datos mal, pero no sabíamos cuál podía ser. Estuvimos diciéndolos en voz alta para que nos escuchasen a través de las cámaras y nos corrigiesen si algo iba mal. Y sí, lo hicieron, pero en lugar de confirmarnos que uno de los datos que estábamos poniendo era incorrecto, nos pusieron en pantalla directamente la solución como si pensaran que ya la sabíamos. No sabemos si es que no nos estaban haciendo demasiado caso mientras enumerábamos nuestras conclusiones o la acústica era mala, pero es algo que deberían corregir, no es la primera sala de Escape College en la que nos pasa algo parecido con las pistas recibidas.


¿Lo conseguimos?


Finalmente, no conseguimos batir el récord actual, pero logramos descubrir la identidad del asesino y salir de allí con las pruebas necesarias para que la policía pudiese cerrar el caso. ¡Ver Scooby Doo de pequeño a veces sirve de algo en la vida!


A la salida nos estaba esperando nuestro Game Master, quien nos explicó la sala por si nos había quedado alguna duda. Y la verdad es que sí, que nos habían quedado ciertos aspectos de la historia sin aclarar del todo. Como si hubiésemos jugado sin entender realmente el por qué de todo ello. No sabemos si se debe a la forma en que está montada o a que apenas dan detalles del juego durante el briefing (vimos que en la página web está todo mejor explicado y que, si nos lo hubiesen contado así, todo se habría entendido mucho mejor).



Antes de irnos nos comentaron que estaban a punto de abrir una séptima sala ambientada en Jurassic Park, esta vez recomendada para al menos cuatro personas al ser más complicada que las anteriores. ¡Volveremos a probarla! Además, todavía tenemos pendiente Exorcismo en el Vaticano...


Valoración y puntuaciones


- A destacar: La ambientación de la primera parte del juego (nos gustó que nos recordase a los libros y películas de Sherlock Holmes), el objetivo de la sala (no limitarnos a escapar, sino tener que descubrir además al asesino y el arma del crimen empleada para matar al senador).


- A mejorar: La preparación del juego (hubo un par de errores debido a que no se había revisado correctamente el montaje de la sala), la falta de atención al enviar pistas (en alguna ocasión recibimos, a modo de confirmación, la solución directa a un enigma por pensar que teníamos los datos correctos), la acústica (durante la parte final de la sala pudimos escuchar las risas y comentarios de otros jugadores que esperaban en el pasillo, sacándonos por completo del juego).




Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


91 05120 80 / 646 59 57 09 / 635 14 53 52

186 visualizaciones0 comentarios
bottom of page