Buscar
  • Escapa2

'La Farmacia', Yaebi (Marzo 2019, Madrid)

Actualizado: 22 de nov de 2020

Una oleada de crímenes ocurridos en las inmediaciones de una farmacia tiene aterrorizado al Londres de 1885 y ni siquiera Sherlok Holmes podrá ayudar en esta ocasión. ¿Seréis vosotros capaces de dar con el culpable?



  • Nombre de la empresa: Yaebi

  • Nombre de la sala: La Farmacia

  • Número de jugadores: 2-7 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 60-119€ por sala (en función del número de jugadores) + 10€ adicionales con la opción de juego teatralizado

  • Duración: 75 minutos


Hacía tiempo que intercambiábamos mensajes con un grupo muy salao de escapistas conocidos como Gatomantes para compartir impresiones sobre salas que habíamos hecho, saber la opinión sobre otras que teníamos en mente o simplemente satisfacer cualquier curiosidad sobre el mundillo escapista. Aunque en el evento de fin de ruta organizado por Roomtopia coincidimos con los dos miembros madrileños del grupo, aún nos faltaban por conocer a sus integrantes ilicitanos. Por ello, cuando un día nos escribieron para contarnos que dos de ellos vendrían a Madrid de ruta escapista y buscaban voluntarios para jugar La Farmacia de Yaebi, no nos lo pensamos dos veces y les dijimos que contaran con nosotros.


Puesto que Fer ya estaba cuadrando fechas para jugar esa misma sala con algunos amigos, le pedí a mi novio Paco que me acompañara en su lugar para poder completar el equipo. Ventajas de ser una pareja escapista con una relación abierta de esas que pueden jugar salas de escape con otras personas y que no se considere infidelidad. Dicho y hecho, el equipo Gatomantes-Escapa2 estaba formado. ¿Qué tal nos iría jugando una sala habiéndonos conocido diez minutos antes? ¡Se aceptan apuestas!


La reserva


Los encargados de hacer la reserva fueron los Gatomantes (Rafa y Bego a partir de ahora), por lo que Paco y yo tan solo tuvimos que ir al local de Yaebi el día y hora acordados. Sin embargo, el proceso de reserva en la web de Yaebi no nos es desconocido, ya que Fer estuvo allí hace algunos meses resolviendo el caso del Asesino del Vitruvio.


Una vez elegida vuestra sesión, tendréis que responder un pequeño cuestionario para terminar de adaptar la experiencia a vuestro grupo: número de jugadores, si alguno de ellos es menor de edad, experiencia previa en salas de escape o si queréis contar con un actor dentro de la sala (lo cual únicamente está disponible en fines de semana y conlleva un suplemento de 10€ sobre el precio inicial). Aunque en nuestro caso la reserva fue sin actor por tratarse de una sesión entre semana, os recomendamos que elijáis esta opción, ya que sin duda hace que la experiencia sea mucho más completa.


Local, historia y objetivo


El local de Yaebi está en la zona de Vallecas, siendo Sierra de Guadalupe (Línea 1) la estación de metro más cercana. Otra buena opción es ir hasta allí en cercanías Renfe, ya que la parada de Vallecas (líneas C2 y C7) se encuentra a menos de doscientos metros. Vamos... que casi veréis el local al bajaros del tren. Nosotros, al ir directos desde el trabajo, fuimos hasta allí en coche y pudimos aparcar sin problema en una pequeña calle que se encontraba a la vuelta de la esquina del local. Tras contactar con Rafa y Bego, quedamos en la puerta de Yaebi algunos minutos antes de la hora reservada. Allí estuvimos charlando durante un ratito que se nos pasó volando de lo cómodos que estábamos. ¡Parecía que nos conociéramos de toda la vida! Estoy segura de que si hubiese sido por Rafa nos habríamos quedado dándole al palique durante horas (¡tiene carrete para rato y nosotros tampoco nos quedamos cortos!), pero Sherlock Holmes necesitaba nuestra ayuda.


Con puntualidad británica, llamamos al timbre y enseguida nos abrió la puerta uno de Los Irregulares, quien nos pidió que le acompañásemos a través del neblinoso Londres hasta una calle más resguardada. Allí dejamos nuestros objetos personales y, tras hacernos algunas preguntas para saber algo más sobre los investigadores que habían acudido en ayuda del famosísimo detective, nos contó qué le había ocurrido a este: Es el año 1885 y una serie de crímenes ha tenido lugar en Londres aterrando a la población. Scotland Yard tiene información acerca de un asesino llamado Henry H. Holmes que ha huido de Chicago para esconderse en la capital inglesa; sin embargo, las prisas les han hecho cometer un grave error y quien ha acabado en los calabozos ha sido Sherlock Holmes. Debemos desenmascarar al verdadero culpable y así demostrar su inocencia.


Tras esta introducción en la que nos quedó claro que El Irregular sería nuestro contacto más valioso aquella tarde para resolver cualquier duda o incidencia que tuviéramos durante la investigación (lo que en el siglo XXI llamamos comunmente "Game Master"), este nos acompañó a la puerta de la sala recorriendo algunos rincones perfectamente ambientados. Durante este breve trayecto, empezamos a sospechar que algo bastante siniestro se encontraba detrás de los crímenes y que más nos valía andarnos con cuidado si no queriamos acabar siendo las siguientes víctimas.


Ambientación y juegos


Tras cruzar la puerta descubrimos que nos habíamos trasladado al Londres de 1885, o al menos, eso es lo que nos hacía sentir la decoración, iluminación y ambiente que las chicas de Yaebi han conseguido en esta parte de la sala. Nada está fuera de lugar, cada detalle ha sido cuidado al máximo e incluso la manera de conocer el tiempo restante es original y encaja perfectamente con la temática y el lugar en el que nos encontrábamos. A medida que avanzamos por las distintas estancias que conforman la sala, pudimos corroborar que el nivel de ambientación es fantástico en todas ellas y, además, claramente diferenciado de unas a otras, lo que sin duda aporta más mérito al resultado final.


Tras pasar unos segundos toqueteando todo con emoción, recordamos que no estábamos allí de visita, sino que debíamos resolver una serie de asesinatos muy chungos. Debido a ello nos dividimos en dos equipos y, mientras Bego y Paco investigaban juntos un enigma, Rafa y yo resolvíamos otro más sencillo. Finalmente fue necesario que los cuatro trabajáramos en equipo para poder avanzar, con lo que nos quedó claro que nada sería tan sencillo como podía parecer en un principio y que debíamos ponernos las pilas si queríamos acabar antes de los 75 minutos que teníamos por delante para completar nuestra misión.


Superado el primer bache, pasamos a una zona mucho más multilineal en la que, a pesar de no ser excesivamente grande, el espacio estaba aprovechado de manera excelente y se podían resolver varios enigmas a la vez. Enseguida se notó que teníamos a nuestras espaldas unas cuantas salas, ya que nos repartimos de una forma muy natural el trabajo, investigando cada uno de nosotros un rinconcito y dando al resto del equipo información importante cuando descubríamos algo relacionado con el enigma que otro de nosotros estaba resolviendo. Además, al ser un espacio no muy grande, la interacción entre los distintos miembros del equipo es mucho más sencilla, pudiendo intercambiar posiciones aportando nuevos puntos de vista a los enigmas.


Como comentaba anteriormente, el nivel de dificultad de los enigmas es elevado, estando muchos de ellos formados por varios niveles o grupos de elementos que relacionar entre sí. Aunque en la mayoría de ellos me gustó esa punto extra de razonamiento necesario para conseguir dar con la solución, en un par de ocasiones tuve la sensación de que se habían complicado en exceso y, lo que es peor, con una lógica que no era demasiado intuitiva. Los juegos son principalmente de tipo lógico, aunque también encontraréis alguno de ellos más físico, lo cual se agradece para desconectar la mente durante algunos momentos (Rafa parecía encantado haciendo algo que creo que nunca se imaginó haciendo en un Escape Room) y también cuentan con un buen equilibrio entre los de tipo clasico y mecánico. Sin duda, se trata de una sala que disfrutarán los grupos con experiencia, siendo para nosotros el número ideal 3-5 personas.


¿Lo conseguimos?

Poco a poco y con algún que otro imprevisto y susto por el camino, conseguimos hacernos a tiempo con toda la información necesaria para exculpar a Sherlock Holmes y huir de La Farmacia antes de que el asesino diera con nosotros. A la salida estábamos exultantes y es que las chicas de Yaebi saben como lograr un buen final in crescendo para hacer que los jugadores salgan con la adrenalina por las nubes.


Doctor, doctor, creo que tengo algo en el oído. Mire usted a ver si encuentra algo.

Valoración y puntuaciones


- A destacar: La ambientación de la sala y el cuidado que han puesto en cada detalle. El briefing del Game Master, completamente metido en su papel integrando la historia con las normas de la sala. Nivel elevado de los enigmas, no son muchas las salas en Madrid que lo consiguen.


- A mejorar: La historia cuenta con cierto giro a nivel argumental que, aunque aporta originalidad, no nos pareció del todo integrado o no supimos entender su sentido. La resolución de un par de enigmas, ya que nos dio la sensación de que se había aumentado su complejidad a costa de hacerlos menos intuitivos .





Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle San Jaime 60, 28031 Madrid

633 848 958

info@yaebi.com

267 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now