Buscar
  • Escapa2

'Experiencia Amarilla', Experiencity (Diciembre 2019, Madrid)

Actualizado: feb 22

El tesoro de Willy el Tuerto os está esperando al final de esta sorprendete aventura. ¡Ha llegado el momento de viajar a los años 80 y de que os convirtáis en auténticos Goonies!



  • Nombre de la empresa: Experiencity

  • Nombre de la sala: Experiencia Amarilla

  • Número de jugadores: 2-7 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 60€ - 119€ (en función del número de jugadores)

  • Duración: 70 minutos


Como buenos fans de Los Goonies que somos, en cuanto nos enteramos de que los chicos de Experiencity abrían una nueva sala basada en esta joya de los 80, nuestros ojos hicieron chiribitas. Generalmente, preferimos esperar un tiempo antes de aventurarnos a jugar una sala de reciente apertura, más que nada para que ya esté algo más rodada y poder disfrutar al máximo de la experiencia. Sin embargo, con Experiencia Amarilla fuimos incapaces de contener las ganas.


Tanto fue así que, al día siguiente de enterarnos, Manu y yo reunimos al resto del Equipo Escapaditos para, con cintas de aerobic en la cabeza, dentaduras saltarinas en los cinturones e inhaladores de asma, seguir los pasos del legendario Copperpot rumbo a la mayor aventura de nuestras vidas. ¡Chocolaaaaate!


La reserva


No sería de extrañar que vuestro vecindario, al igual que el nuestro, también esté en peligro y acabe siendo derribado por los acreedores para construir en su lugar un bonito campo de golf. Si os encontráis en esta situación y la única opción viable para impedirlo es encontrar un tesoro pirata con el que solucionar económicamente el problema, podéis probar suerte apuntándoos a través de la web de Experiencity.


Para ello, solamente tendréis que seleccionar el día y hora en que queréis ir en su búsqueda y especificar cuántos Goonies formarán parte de vuestro equipo. Tras introducir vuestros datos personales, tendréis que hacer un depósito del 100% de lo que cuesta meterse en este fregao’ y después, simplemente, encontrar el tesoro pirata sorteando las posibles trampas que pueda haber en el camino. ¡Suerte!


Local, historia y objetivo


La entrada a la guarida de los Goonies se encuentra en pleno barrio de Arganzuela, próxima a las estaciones de Pirámides (Líneas C1, C7 y C10 de cercanías y Línea 5 de metro) y Puerta de Toledo (Línea 5). ¡Ya sabéis que el mejor sitio para esconder algo es a plena vista! Si, por el contrario, lo vuestro es viajar en coche, tampoco tendréis ningún problema para aparcar en las calles que rodean el local de Experiencity. Eso sí, se trata de una zona de pago, por lo que tendréis que tener esto en cuenta.


Es importante que al llegar no toquéis el timbre hasta que sea la hora indicada y todos los miembros del grupo estéis presentes. La experiencia comienza una vez atraveséis la puerta, momento en el cual tendréis que seguir una serie de indicaciones para que dé comienzo la aventura. Detalles como este, donde el juego pasa a tomar el control del jugador antes de que se dé cuenta, hacen que el grado de inmersión sea mayor desde el minuto uno. Aún así, tendréis tiempo de dejar vuestros objetos personales en taquillas habilitadas para ello e ir al baño en caso de que lo necesitéis. Una vez estéis listos, un empleado de la agencia de experiencias os explicará con todo detalle cuáles son las normas básicas de la sala y, a continuación, se os comunicará cuál es el vuestro objetivo de la misión.


En nuestro caso, alguien con tanta ansia de aventura como nosotros, nos habló de un antiguo tesoro pirata perdido en algún lugar de aquellas instalaciones. Sin embargo, si queríamos hacernos con el oro, diamantes y joyas que pudiese contener, tendríamos que estar dispuestos a sortear todo tipo de trampas y, quién sabe, si perder a alguien por el camino. Por supuesto, esto no nos asustó y nos pusimos manos a la obra enseguida. Al fin y al cabo… ¡Los Goonies nunca dicen muerto!


Ambientación y juegos


Durante vuestro recorrido por Experiencia Amarilla, iréis pasando por los escenarios más memorables de Los Goonies. Si tenéis la película en mente, es muy posible que se os pasen por la cabeza varias situaciones a las que tuvo que enfrentarse la pandilla de Gordi, Data, Bocazas y compañía. Pues bien, si os preguntáis si vosotros también tendréis que pasar por ello, la respuesta es sí. Se trata de una experiencia que hace un repaso muy fiel de la película y, por tanto, debéis meteros en la piel de Los Goonies con todas las consecuencias. ¿Quién dijo miedo?


Aunque la ambientación está muy lograda desde el principio de la partida, a medida que avancéis irá mejorando por momentos. Las salas por las que iréis pasando son tan diferentes unas de otras que tendréis la sensación de encontraros en un set de rodaje. Hay estancias realmente sorprendentes a las que, añadiendo algún que otro efecto especial, se les podría sacar más partido para dejar a los jugadores con la mandíbula desencajada por completo. Esto lo decimos, sobre todo, pensando en una de las habitaciones, donde se consigue recrear una de nuestras escenas favoritas de la película. ¡Nos habría gustado pasar más tiempo en ella!


La música os irá acompañando durante toda la partida, y en función del momento de la película en el que os encontréis, la banda sonora de Los Goonies os transportará de nuevo a vuestra infancia. Generalmente, cuando empezamos a jugar una sala acabamos dejando de escuchar la música de fondo, como si nuestra mente se acostumbrase tanto a ella que la acaba pasando a un segundo plano aunque el subconsciente siempre la tenga presente. Sin embargo, en este caso, cada vez que pisábamos una sala nueva no podíamos evitar saltar de la emoción al escuchar esas canciones que tantos recuerdos nos traían. ¡Lo disfrutamos muchísimo!


En cuanto a los juegos, se trata de una sala repleta de mecanismos con una estructura de juego totalmente lineal. Una vez hayáis terminado lo que teníais que hacer en una habitación, no tendréis que volver a ella. La dificultad de los enigmas no es demasiado elevada, pero sí lo suficiente como para que tengáis que darle un poco al coco al mismo tiempo que disfrutáis jugando con los elementos que os rodean. En general podréis dividiros para ir haciendo varias cosas al mismo tiempo, aunque hubo un juego en concreto que creemos que puede resultar un poco estático para el grupo, pues solo puede resolverlo uno de los jugadores mientras el resto espera a que lo haya completado. Precisamente ese enigma estaba situado en la sala que más nos gustaba, una de las más grandes de hecho, por lo que quizá fuese posible añadir algún juego adicional para que, mientras uno de los jugadores se enfrasca en la misión principal, el resto del equipo pueda ir resolviéndolo.


Tambien encontramos algún otro juego que no nos convenció demasiado al no responder como debería haber hecho mientras tratábamos de resolverlo, pero ya nos dijeron que tenían en mente cambiarlo por otro que condujese a la misma solución partiendo de un elemento inicial diferente que no tuviese posibilidad de error y, además, supusiese un guiño adicional a la película. ¡A nosotros nos encantó la idea! Al igual que nos gustó el sistema de pistas, totalmente integrado en la historia y realmente divertido. Quizá en el algún momento costaba entender lo que quería decir, pero era parte de la gracia porque eso lo hacía más realista aún.


En definitiva, tras Experiencia Roja, el listón de Experiencity se mantiene arriba con su segunda sala, confirmando así su buen gusto por la búsqueda de temáticas diferentes a las habituales que supongan verdaderas aventuras para los jugadores. Como anuncian en su web, el tamaño total de la sala es muy grande, pero por la forma en que están diseñados los juegos creemos que grupos de más de cuatro jugadores pueden disfrutarlo menos que grupos más pequeños. Ahora solo queda ponerse ropa cómoda, llevar chocolaaaaaaate en la mochila y... ¡A por el tesoro!


¿Lo conseguimos?

A pesar de las trampas que encontramos por el camino y de casi dejar atrás a algún compañero cuando las cosas se complicaron, conseguimos dar con el tesoro de Willy el Tuerto a tiempo. Gracias a ello, el campo de golf tendrá que esperar. Así que, mientras los acreedores vuelven a la carga con algún intento más de construir un centro comercial o, qué se yo, una sala de escape, tendremos tiempo para disfrutar con la pandilla al completo de los diamantes que ahora llevamos en los bolsillos. No nos tocó el Gordo estas Navidades pero, ¿quién lo necesita entre tanta joya?


A la izquierda podréis observar la nueva figura del museo de cera de Madrid: Napoleona.

Valoración y puntuaciones


- A destacar: La recreación de varias de las escenas míticas de la película valiéndose de una ambientación muy realista, juegos totalmente integrados en la temática y una banda sonora que es una delicia para los fans de Los Goonies.


- A mejorar: Añadir algún efecto especial a ciertas salas para crear mayor dinamismo en ellas y darle un punto de tensión extra; hubo un par de juegos a los que daríamos una vuelta, el primero de ellos por no funcionar correctamente (ya nos dijeron que estaban en ello) y el segundo para que no resulte tan estático para los jugadores que no lo están resolviendo.



Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Plaza Francisco Morano, 3, 28005 Madrid

911 64 37 30

info@experiencitymadrid.com

139 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now