Buscar
  • Escapa2

'El torneo de los Tres magos', The Room Escape (Junio 2021, Madrid)

Deja que el sombrero seleccionador elija tu casa y prepárate para una aventura trepidante en la que tendrás que poner a prueba todas tus habilidades mágicas.



El verano acababa de dar el pistoletazo de salida pero, lejos de aprovecharlo para descansar, ir a la piscina o de terraceo, estuve buceando durante días en internet en busca de alguna academia o centro que ofertase una titulación interesante con la que seguir ampliando mi formación como química o, al menos, seguir "engordando" el currículum.


Fue así como me topé con una pequeña escuela de la que no había oído hablar y que, casualmente, organizaba unos días más tarde un peculiar torneo en el que poner a prueba mis conocimientos. En su página web hablaban de "hechicería" y "pociones", entre otras habilidades, lo cual imaginé que sería una técnica de marketing moderna para referirse a la química, porque evidentemente todos sabemos que ese tipo de magia sólo existe en los libros de Harry Potter. ¡Ay! Cuanto nos queda aún por aprender de Adidas y su famoso "imposible is nothing"...


La reserva


Si vosotros también estáis interesados en probar vuestras habilidades mágicas y sentiros durante un día como estudiantes del mismísimo Hogwarts, podréis reservar vuestra plaza para el torneo a través de la página web de The Room Escape. Será necesario que indiquéis el día y hora a las que queréis participar y el número de personas que seréis. Recordad que antes de que comience el torneo deberéis dividiros en 2 equipos para enfrentaros entre vosotros, por lo que ¡elegid bien a vuestros aliados y contrincantes!


Además, si queréis organizar una actividad con los más pequeños de la casa, ofrecen la posibilidad de celebrar cumpleaños infantiles con tarifas especiales. Lo mismo tenéis un pequeño aprendiz brujo en casa y todavía no lo sabéis.


Local, historia y objetivo


La escuela de magia cuenta con una sede en Madrid bajo el nombre de "The Room Escape", a la que podréis llegar en coche (puede ser algo complicado aparcar por la zona) o con la Línea 4 (parada "Alfonso XIII"), Línea 7 (parada "Cartagena") o Línea 9 ("Cruz del Rayo") de metro, ya que se encuentra a pocos minutos andando de todas ellas.


Aquellos que me conocen saben que soy un poco tímida, por lo que pedí a algunos amigos (Paco, Nando de Escapar quiero escapar, y Juan y Eli de El Bosque) que me acompañaran a aquel peculiar torneo, con la promesa de invitarles a unas cañas al salir si lo de la "magia y hechicería" resultaba ser algún timo publicitario o engañabobos.


Una vez en la puerta, llamamos al timbre y nos recibió un excéntrico profesor con un particular sentido del humor (lo de "particular" quizá se queda corto...) y cuya cara estábamos casi seguros de haber visto en el pasado. Le seguimos hasta el sótano o las mazmorras de la escuela (no lo tenemos muy claro...) y allí, entre risas y más risas, nos explicó que "el sombrero seleccionador erigiría a qué casa pertenecemos y, a continuación, nos enfrentaríamos a toda una serie de retos (pociones, adivinación, cuidado de criaturas mágicas, etc...) para demostrar quién es el mejor mago".


Ambientación y juegos


Una vez vimos que lo de la hechicería sí que iba en serio y que tendríamos que resolver toda una serie de pruebas mágicas si queríamos ser los vencedores del torneo, Nando, Eli y yo nos metimos en la piel de Harry, Ron y Hermione (dejo que vosotros decidáis quién es quién...) y tratamos de ser más rápidos que el equipo contrario, formado por Juan y Paco.


Los distintos retos se desarrollan en la misma habitación para ambos equipos, la cual se encuentra perfectamente ambientada para hacer sentir a los jugadores que están en los sótanos de Hogwarts. La sala no tiene un gran tamaño y, aunque de primeras pensamos que podría suponer un problema, gracias a que cada equipo cuenta son su propio espacio y a que el orden de las pruebas no es el mismo para ambos, en ningún momento sentimos que hubiera falta de espacio, encontronazos o miedo a que lo que habláramos entre nosotros diera una pista a los contrincantes.


Las pruebas son muy variadas entre sí y muy equilibradas, ya que por un lado mezclan a la perfección juegos clásicos (basados en la apertura de candados) con los juegos mecánicos, mientras que por otro lado encontraréis juegos basados en la lógica pero también otros más físicos que requerirán de vuestra destreza o de tener vuestros sentidos bien alerta. Sin embargo, lo que más me gustó de las pruebas es que han sido pensadas para recrear cómo podría ser un día en la vida de un estudiante de Hogwarts , ya que representan las distintas habilidades que éstos deben adquirir para poder completar con éxito un curso de la famosa escuela de magia y hechicería.


La dificultad de los juegos es media-baja, aunque eso no evitó que en algún momento puntual nos quedásemos atascados. Por suerte, contábamos con la ayuda constante del profesor que, entre chascarrillo y chascarrillo, no dudaba en darnos la ayuda necesaria y en controlar el avance de los dos equipos. Aunque el juego está diseñado para ser una experiencia fluida en la que prime la diversión de los jugadores, hay que reconocer que uno de los puntos fuertes del juego es el papel del Game Master y en nuestro caso salimos absolutamente encantados (Fer, te queremos y lo sabes).


¿Lo conseguimos?

Aunque el equipo de Paco y Juan fue más rápido, un giro de los acontecimientos al final del juego consiguió dejarnos a todos boquiabiertos e hizo que el resultado final fuera más ajustado de lo que inicialmente parecía. Ninguno de nosotros había visto venir aquello y, sin entrar en muchos detalles para no estropear la sorpresa, sólo puedo decir que fue la guinda del pastel para hacer que la experiencia fuera redonda y digna de Hogwarts.



Valoración y puntuaciones


- A destacar: La relación de los juegos con el mundo de Harry Potter y la variedad de estilos, mezclando juegos clásicos y mecánicos, así como pruebas lógicas y físicas. El papel del Game Master durante toda la experiencia, no solo llevando un control perfecto de la partida, si no también haciendo que las risas no faltaran en ningún momento.


- A mejorar: Podría añadirse algún efecto más de tipo "mágico" para recrear la ilusión que consiguen los hechizos o trucos de magia. La experiencia es perfecta para 4-6 jugadores, pero para grupos más grandes sería recomendable que pudieran hacerse más equipos. La foto final, ya que al haber muy poca luz es difícil conseguir una buena calidad.



Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:

Calle de Ros de Olano, 9, 28002 Madrid

611641494

info@theroomescapemadrid.com

117 vistas0 comentarios