Buscar
  • Escapa2

'Arizona Shootout', Escapology (Octubre 2019, Alcalá de Henares)

Actualizado: ene 22

Viajad al corazón del Oeste y detened a los cinco bandidos que han irrumpido en el salón sembrando el caos a vuestro alrededor. ¡Daos prisa y tened cuidado con las balas perdidas!



  • Nombre de la empresa: Escapology

  • Nombre de la sala: Arizona Shootout

  • Número de jugadores: 2-7 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 60-84€ por sala (en función del número de jugadores)

  • Duración: 60 minutos

Hace unas semanas salimos de Madrid para visitar un nuevo local de escapes situado en San Sebastián de los Reyes, lugar de residencia de Maria (muy patriótica ella en su reseña de El Secreto de La Marina, como pudisteis comprobar). Pues bien, casi al mismo tiempo nos enteramos de que otra empresa abría sus puertas en Alcalá de Henares, donde viven Cintia y Moi, nuestros queridísimos EscaZapistas. Os podréis imaginar que no dudamos ni un segundo en aprovechar para hacerles una visita y ya de paso probar Arizona Shootout, una de las dos salas con las que se inaugura Escapology, una franquicia estadounidense que abre por primera vez sus puertas en España. Dicho y hecho, cogimos los sombreros de cowboy, nos colocamos las espuelas y pusimos rumbo a Alcalá de Henares a lomos de nuestros caballos. iYiiiha!


La reserva


Como es habitual, la reserva podréis hacerla a través de la página web. Sin embargo, nosotros tuvimos algún que otro problema durante el proceso. Para empezar es necesario registrarse en una plataforma para poder hacer la reserva, algo que nunca habíamos visto con anterioridad y que nos pareció un tanto confuso. Fuera como fuese, conseguimos registrarnos y realizar la reserva seleccionando la sala, el día y la hora a la que iríamos a jugar antes de pagar una señal. ¡Cuál fue nuestra sorpresa cuando recibimos el correo de confirmación y vimos que la fecha que marcaba no era correcta!


Al dia siguiente nos pusimos en contacto con ellos por teléfono y tenemos que decir que enseguida hicieron todo lo posible por subsanar el error. La cuestión es que recibimos un nuevo correo de confirmación en el cual volvía a haber cierta confusión. En esta ocasión no coincidían el número de jugadores que ibamos a ser, la cantidad de dinero que habíamos pagado a modo de señal ni el nombre de la sala que habíamos reservado. Por fin, tras volver a contactar con ellos, todo volvió a la normalidad y conseguimos que todos los datos coincidiesen. ¡Un expediente X, señores!


Local, historia y objetivo


El local de Escapology se encuentra situado en Alcalá de Henares, en una de las calles perpendiculares a la calle Mayor. Al encontrarse a varios kilómetros de Madrid, lo más cómodo es que vayáis en coche. Puesto que ese fin de semana se celebraba el mercadillo cervantino más grande de Europa, nos costó bastante encontrar aparcamiento, pero en los alrededores podréis encontrar una zona industrial con algún que otro parking gratuito donde podréis dejar el coche sin problemas. Desde allí tendréis unos quince minutos andando, aunque es muy posible que en cualquier otra temporada del año aparcar os resulte mucho más sencillo y podáis hacerlo a menor distancia del local.


Como os hemos dicho, ese sábado se celebraba el mercadillo cervantino, por lo que aprovechamos para pasar allí la mañana junto a Moi y Cintia y recorrernos de arriba abajo los puestos medievales. ¡Íbamos como sardinas en latas con la cantidad de gente que había! Antes de continuar, y aunque no tenga ninguna relación con los Escape Room, me gustaría denunciar el maltrato animal en este tipo de eventos. Por favor, dejemos de usar a los animales para el divertimento de los demás, el mercadillo es lo suficientemente espectacular como para tener que incluir camellos sobre los que subir a todas horas a un centenar de niños o caballos y burros para que se recorran sin descanso las calles de Alcalá de Henares con un Quijote y un Sancho Panza encima. Dicho esto, seguimos con lo que nos atañe.

Tras llenar el estómago y saciar nuestros respectivos antojos (café, helados, gofres...) pusimos rumbo a Escapology, el cual distinguimos enseguida gracias a la fachada, donde podréis ver además una descripción de cada una de sus salas, tanto de las que ya están abiertas al público (Arizona Shootout y The Code) como las que están por venir. En este punto también nos llevamos una pequeña sorpresa al ver que la sala que íbamos a hacer venía referida como nivel principiante. Antes de hacer la reserva nos pusimos en contacto con ellos precisamente para que nos aconsejaran a cuál de sus dos salas jugar por si alguna era más fácil que otra teniendo en cuenta que ya teníamos experiencia. Finalmente, y puesto que nos dijeron que ambas eran similares en cuanto a dificultad se refiere, nos decantamos por una ambientación a priori mas atractiva para nosotros y reservamos Arizona Shootout. Sin embargo, allí vimos que The Code tenía un nivel de dificultad algo mayor y que quizá habría sido mejor opción.


Fuera como fuese, entramos una vez llegada la hora y allí nos recibió nuestra Game Master. Tras dejar nuestras cosas en la taquilla correspondiente, nos acompañó hasta la puerta de la sala y, una vez dentro, nos explicó las normas del juego. Esto es algo que no nos hizo mucha gracia, más que nada porque teniendo espacio de sobra en la recepción (perfectamente diáfana y decorada con mucho gusto, la verdad) creemos innecesario que los jugadores reciban las instrucciones dentro de la sala rompiendo así el factor sorpresa de lo que te vas a encontrar en el interior. Además, en estos casos es inevitable que tu mente desconecte de lo que te está diciendo y empieces a buscar las primeras pistas a tu alrededor. Una vez nos dejó solos, comenzó un video que volvía a repetirnos algunas de las normas (habría sido preferible que nos hubiese puesto directamente el video y así no alargar tanto el briefing) además de la historia de la sala. Cinco vaqueros enmascarados han creado el caos dentro del salón en el que os encontáis: disparos, peleas, nubes de polvo... Y cuando todo vuelve a la normalidad hay un cadáver frente a vosotros y dos de los bandidos aparecen heridos en el suelo. ¡Sin embargo, los otros tres han huido a lomos de sus caballos! De vosotros depende que descubráis la identidad de aquellos que han sido abatidos y de los que están huyendo para alertar a las autoridades antes de que atraviesen la frontera!


Ambientación y juegos


La ambientación en la primera parte del juego es bastante correcta. Sin contar con elementos realmente sorprendentes, recrea bien el espacio que los chicos de Escapology tenían en mente. Si mirábamos alrededor sí que podíamos tener la sensación de encontrarnos en un salón del oeste. Sin embargo, creemos que hay ciertos factores que podrían mejorarse, como incluir mayor cantidad de atrezzo relacionado con cualquier bar/cantina que mejore la inmersión del jugador o eliminar ciertos elementos demasiado modernos para la época en la que se suponía que estábamos (aunque entendemos que esto último es más complicado ahora que la sala ya esta montada y esa tecnología de la que hablamos forma parte intrínseca del juego). Por otro lado, a medida que fuimos avanzando los espacios que íbamos visitando eran cada vez más pequeños y la decoración quizá algo más escasa, haciendo que perdiésemos un poco la noción de dónde nos encontrábamos realmente cada vez que atravesábamos una puerta.


En cuanto a los juegos, se trata de una sala no lineal en la que iréis encontrando objetos que no tendréis que usar hasta más adelante. Más allá de eso, y a pesar de que el nivel de la sala ha sido catalogado como de iniciación, nos topamos con un par de enigmas realmente enrevesados incluso para un nivel más avanzado. Tanto es así que tuvimos que pedir dos de las tres pistas gratuitas que ponían a nuestra disposición (a partir de la tercera pista nos penalizarían restando minutos al tiempo final) y aun así nos llevó un buen rato dar con la solución. Quizá no era nuestro día porque a ninguno de los cinco nos venía la inspiración, pero creemos que no eran demasiado intuitivos y que la forma de resolverlos podía llegar a dejar cierto margen a la imaginación. De hecho, algunos miembros del grupo no quedaron del todo satisfechos en este aspecto y no llegaron a entender muy bien cómo habíamos dado con la solución en un caso en concreto.


Por ese motivo, no tuvimos la sensación de ir fluidos en la sala, más bien todo lo contrario. Cuando parecía que arrancábamos volvíamos a quedarnos todos atascados en el mismo punto, lo cual hizo que mientras unos se frustraban observando durante varios minutos los mismos elementos sin éxito alguno, otros optamos por cotillear el resto de la sala llegando a encontrar la solución a enigmas posteriores al toparnos con ciertas "pistas" que no estaban muy bien disimuladas. Como consecuencia, una vez superado el último bache, conseguimos resolver los juegos que faltaban casi con los ojos cerrados, terminando con un final que nos dejó muy fríos.


En definitiva, se trata de una sala que podría haber sido un muy buen punto de partida para Escapology en la que se han mezclado dos conceptos que no están muy bien equilibrados: extensión y dificultad. Nuestra sensación es que han querido elaborar un juego de sesenta minutos en una sala más bien corta a base de introducir un par de enigmas más complicados en los que consumir la mayor parte del tiempo. Igualmente pensamos que considerarla como iniciación únicamente por el hecho de que se trate de una sala clásica con apertura de candados es un craso error, pues el concepto de sala clásica no tiene por qué ir ligado a la dificultad.


¿Lo conseguimos?


Cuando terminamos nuestras andanzas por el Oeste consiguiendo el récord de la sala,

comentamos algunos puntos del juego con nuestra Game Master, quien nos estaba esperando con una botella de agua y un pequeño regalo para cada uno de nosotros a modo de recuerdo. ¡Una pulsera Arizona Shootout! Este tipo de sorpresas demuestra que detrás de locales como Escapology hay gente que se molesta en tener un pequeño detalle con sus clientes, lo cual siempre es de agradecer. Finalmente, nos hicimos varias fotografías de grupo para inmortalizar el momento. ¡Adivinad quiénes hicieron de bandidos!


Valoración y puntuaciones


- A destacar: El trato del Game Master hacia sus clientes y el detalle de terminar la partida con una botella de agua y un obsequio a modo de recuerdo; la idea de la sala y su temática, no abunda la ambientación de este estilo en Madrid y si se saca más provecho puede resultar ser un buen aliciente para atraer a los jugadores.


- A mejorar: No creemos que esté bien equilibrado el nivel de dificultad si se quiere vender como juego de iniciación; hubo un par de enigmas que nos parecieron un tanto rebuscados, incluso una vez resueltos no entendimos demasiado la lógica aplicada; otro de los juegos puede resultar un tanto tedioso, pues una vez que sabes cómo se resuelve es posible que lleve bastante tiempo terminarlo, actuando un poco de freno con respecto a la jugabilidad de la sala.




Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle Nueva, 6 28801 Alcalá de Henares (Madrid)

912 32 44 91

madrid@escapology.com



79 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now