Buscar
  • Escapa2

'Roomanji', Ilusium (Noviembre 2018, Mataró)

Actualizado: 22 de ene de 2020

Habéis quedado atrapados en el interior de un extraño juego de mesa que pondrá al límite vuestra capacidad de supervivencia. ¿Seréis capaces de terminar la partida y gritar tres veces su nombre?



  • Nombre de la empresa: Ilusium

  • Nombre de la sala: Roomanji

  • Número de jugadores: 2-8 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 36-160€ por sala (en función del número de jugadores)

  • Duración: 80 minutos

Acabábamos de salir de Cubick cuando escuchamos a lo lejos los tambores. Apenas era un ruido amortiguado por el tráfico de Mataró, pero suficiente para que nuestra mente escapista sintiese curiosidad por aquello. Antes de ir a investigar, decidimos hacer un alto en el camino para reponer fuerzas y saciar el hambre comiéndonos una rica ensalada (en realidad fue una hamburguesa). Cuando terminamos, llegó el momento de despedir a uno de los componentes del equipo Escapaditos. Cristian se tenía que volver a Madrid para participar al día siguiente en una carrera (sí, ahora ya sabéis quién es la Spice Girl deportista), por lo que el grupo se vio reducido a cuatro personas.


Una vez lo vimos marchar en el tren cual Harry Potter camino a Hogwarts, montamos de nuevo en el coche y nos dirigimos hacia el lugar del que procedía aquella extraña música. ¡Roomanji, de Ilusium, nos estaba esperando!


La reserva


La reserva podréis hacerla a través de la página web. Esta vez no encontraréis mucha información sobre la temática y el objetivo de la sala, pero si habéis oído hablar de la película Jumanji (¿acaso existe alguien en el mundo que no lo haya hecho?), no os costará mucho haceros una idea de lo que os espera allí dentro.


Después de elegir la fecha de vuestra partida y seleccionar el número de jugadores que os enfrentaréis al tablero más famoso del cine, tendréis que abonar el 70% de la cantidad total, pagando el resto en el local el día en cuestión. Siempre y cuando en la jungla no os toque esperar hasta un cinco o un ocho sacar, claro...


Local, historia y objetivo


El local se encuentra muy cerca del Parque Central de Mataró, a un par de kilómetros de la estación de tren. Si decidís ir andando desde allí no os llevará más de media hora, pero si preferís ir en transporte público podréis coger un autobús desde la puerta de la estación y en quince minutos os plantaréis en Ilusium. En nuestro caso no tuvimos problema de aparcamiento, se trata de una zona con calles amplias, por lo que si vais en coche no os resultará muy complicado encontrar un sitio donde poder dejarlo.


Una vez más, un misterioso mensaje nos esperaba a la entrada del local. Las instrucciones estaban claras: teníamos que pasar dentro, dejar nuestras cosas en las taquillas y permanecer en silencio hasta nuevo aviso. Los tambores al otro de la puerta eran mucho más intensos que en el exterior, lo cual contribuyó a que nuestros nervios y ganas por comenzar la aventura aumentasen exponencialmente. Por suerte, no tuvimos que esperar mucho, pues pronto recibimos la visita de alguien muy especial. ¡Estamos seguros de que su identidad no os pasará inadvertida!


Aquel mítico personaje nos dio la bienvenida a la que sería la experiencia más peligrosa de nuestras vidas, pero antes debíamos escuchar las normas de la sala. Acto seguido, y sin salirse ni un solo segundo de su papel mientras nos hacía tocar de vez en cuando ese objeto alargado y duro que llevaba entre las manos (aquí es donde los malpensados se delatan solitos), pasó a contarnos cuál era nuestro objetivo de la tarde: habíamos sido atrapados en Roomanji, un misterioso juego de mesa que nos haría lidiar con un sinfín de peligros poniendo a prueba nuestra capacidad de supervivencia. Para escapar de allí solo había un camino posible: terminar la partida y gritar tres veces su nombre antes de que cualquiera de nosotros acabase convirtiéndose en una nueva víctima del tablero. ¡Alan Parrish, no nos gustaría correr la misma suerte que tú!


Ambientación y juegos


Nos encontrábamos en el interior de un enorme salón donde la afición del propietario por el arte, la literatura y los animales exóticos estaba más que presente. Además, y al contrario de lo que cabría esperar teniendo en cuenta la temática de la sala, una idílica música ambiental nos hizo creer que nos encontrábamos en un lugar seguro en el que nada malo podía pasarnos. ¡Qué equivocados estábamos! Y es que había algo más en medio de aquel salón. Un objeto que hizo que nos arremolinásemos alrededor de la mesa con la boca abierta admirando cada detalle de lo que acabábamos de encontrar: un réplica del tablero original de Jumanji. De repente, nos vimos arrastrados a nuestra infancia y a aquellas tardes de sofá viendo la película con la diferencia de que, esta vez, el juego nos estaba esperando a nosotros.


Cuando terminamos de rellenar los formularios que encontramos dentro de la sala (algo que creemos que habría sido mejor hacer antes de entrar para no romper la inmersión), llegó el momento de abrir el tablero. Como si de un ritual se tratase, cada uno de nosotros puso sus dos manos en él y juntos desplegamos ambos lados dejando a nuestra vista la que sería la piedra angular de la sala. A partir de ese momento, todos y cada uno de nuestros pasos estarían guiados por lo que el azar y aquel tablero nos tuviese preparado. Como podréis imaginar, esa calma inicial de la que os hablábamos al principio desapareció en el momento en que pudimos tirar los dados y un misterioso mensaje apareció ante nuestro ojos. ¡Estábamos tan motivados que si nos hubiese comido un tigre habríamos seguido aplaudiendo de la emoción!


La mecánica de la sala es sencilla: os tendréis que ir enfrentando  a diferentes pruebas en función de lo que salga en vuestros dados. De esta forma iréis viajando por diferentes escenarios que, si habéis visto Jumanji, os recordarán a algunas de las escenas más míticas de la película. Los detalles están muy cuidados y se nota que los chicos de Ilusium han hecho un grandísimo trabajo con respecto a la ambientación de la sala, llegando a su máximo apogeo en la parte final del juego. ¡Increíble!


Se trata de una sala de segunda generación en la que prácticamente no encontraréis ningún candado, sino que todo estará basado en la activación de mecanismos. Aunque se trata de un juego lineal, tendréis que ir recopilando algunos elementos que no os servirán hasta avanzada la partida, así como regresar sobre vuestros pasos para resolver alguno de los enigmas. En general, la dificultad de los mismos no es muy elevada; sin embargo, nosotros no estuvimos muy finos en uno de ellos y por más pistas que recibíamos por parte de nuestro Game Master no éramos capaces de dar con la solución. Creemos que en parte pudo deberse a que para ello necesitábamos información de uno de los enigmas ya resueltos previamente, algo que no es muy común en una sala de escape, por lo que nos obcecamos demasiado en que nos faltaba algo más. Fue un momento un tanto frustrante pues, hasta no terminar aquello, no podíamos seguir haciendo nada más.


Pocos minutos después pudimos disfrutar de uno de los juegos más delicados y decisivos de la experiencia pues, según sus instrucciones, solo teníamos una oportunidad para hacerlo bien. ¡Imaginaos los nervios! Obviamente, repasamos una y otra vez las opciones antes de meter la pata. Por suerte, conseguimos seguir adelante y llegar hasta la prueba final. ¡Roomanji, no podrás con nosotros!


¿Lo conseguimos?


¡Roomanji! ¡Roomanji! ¡Roomanji! Tres fueron las veces que gritamos su nombre cuando conseguimos resolver a tiempo el último de los enigmas. ¡Lo habíamos conseguido! Por los pelos, eso sí... Debe ser que todavía estábamos afectados por la marcha de nuestra Spice Girl deportista. Fuera como fuese, habíamos logrado salir antes de que terminase la cuenta atrás y, tras comentar algunos aspectos técnicos de la partida con nuestro Game Master, nos hicimos la foto  de grupo en uno de los mejores photocall que nos hemos encontrado hasta el momento. 


Si nosotros solo veníamos a jugar a La Oca...

Aunque nos habría gustado seguir disfrutando del post-game con el Game Master durante unos minutillos más, tuvimos que irnos casi corriendo para que pudiese montar la sala antes de que llegase el siguiente grupo. No sabemos si siempre es así porque las sesiones están poco espaciadas en el tiempo o fue algo puntual. Aún así, tuvo un buen detalle reduciendo la tarifa cuando le dijimos que habíamos reservado para cinco personas y finalmente habíamos sido cuatro. 


Valoración y puntuaciones


- A destacar: La ambientación en cada una de las salas a las que fuimos accediendo, escenarios muy diferentes entre sí y perfectamente decorados. La réplica del tablero y su funcionamiento, la sensación de volver a la infancia y formar parte activa de Jumanji es completamente mágica.


- A mejorar: Creemos que sería mejor rellenar los formularios antes de entrar en la sala para no romper la inmersión en el juego. Para la resolución de uno de los enigmas era necesario volver sobre nuestros pasos y sacar información de un acertijo anterior, lo cual puede no ser del todo intuitivo. Por último, nos habría gustado disfrutar de un Post-Game más relajado.




Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle Jaime Comes i Jo 8, 08304 Mataró

655 690 848

info@ilusiumroomescape.com

156 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now