Buscar
  • Escapa2

'Petit Piaf Hotel', Intringulis (Agosto 2019, Barcelona)

Actualizado: ene 22

Atreveos a poner a prueba vuestra amistad entrando en este peculiar hotel en el que podréis competir entre vosotros por salir de allí antes que el resto. ¿Seguiréis siendo igual de amigos después de Petit Piaf?



  • Nombre de la empresa: Intringulis

  • Nombre de la sala: Petit Piaf Hotel

  • Número de jugadores: 2-5 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 80-90€ por sala (en función del día de la semana)

  • Duración: 90 minutos


La jornada cinematoescapista del día anterior nos había llenado de energía para enfrentarnos al último día de nuestra ruta por Barcelona. ¡Ooooh! Hay que ver lo lento que pasa el tiempo desde que planeas un viaje hasta que lo llevas a cabo y lo rápido que se esfuma después. O al menos eso creíamos... porque para algunos miembros del grupo la ruta no acabaría aquí. En reseñas posteriores os contaremos a quién nos referimos y, sobre todo, el por qué.


Por el momento, abandonamos nuestro hotel para poner rumbo a otro mucho más... peculiar. Por si nuestro alojamiento no nos convencía una vez llegásemos a Barcelona, guardábamos un as en la manga y es que, antes de salir de Madrid, habíamos reservado habitación en el Petit Piaf Hotel de Intringulis. Nos habían dicho que allí pasaban cosas muy extrañas. Tanto que la mayoría de los grupos entraban siendo amigos y salían hora y media después tirándose las maletas a la cabeza. ¿Estaría nuestro equipo hecho a prueba de balas? ¿Conseguiriamos mantener intactos nuestros lazos de amistad?


La reserva

Si vosotros también queréis alojaros en un sitio fuera de lo convencional, Petif Piaf es vuestro hotel. Para reservar una habitación solo tenéis que entrar en su página web y seleccionar qué día y a qué hora queréis descansar. A continuación, será necesario que rellenéis una serie de datos personales y hagáis el pago al completo de la experiencia. Tened en cuenta que el precio varía en función de si vais de lunes a jueves o de viernes a domingo, por lo que podéis ahorraros unos eurillos si conseguís cuadrar vuestra agenda para un día de entre semana. Además, si vais en Halloween o en Navidad podréis disfrutar de dos versiones diferentes de esta aventura con temáticas acordes a cada una de esas dos temporadas.


Antes de continuar con el siguiente apartado, nos gustaría destacar el diseño de la web y su gestor de reservas, pues realmente te da la sensación de estar pagando por una habitación de un hotel real. ¡Es un puntazo cuando incluso las webs están tematizadas acorde a las salas!


Local, historia y objetivo


Este peculiar hotel se encuentra próximo al barrio de La Sagrera, siendo Onze de Setembre (Lineas L9N y L10N) y La Sagrera (Líneas L1, L5, L9N y L10N) las estaciones de metro más cercanas. Nosotros fuimos en coche, pero aparcamos a unos diez minutos de allí para poder ir dando un paseo hasta el local y hacer tiempo hasta la hora indicada en la reserva. ¡Nada mejor para activar las mentes!


Por el camino fuimos haciendo conjeturas sobre lo que iba a suceder y es que, como indican en su web, se trata del primer escape donde se puede jugar en equipo o, por el contrario, competir contra el resto de jugadores por ver quién es el primero en salir. ¿Por qué opción nos decantaríamos una vez dentro? Pues no tardamos mucho en descubrirlo, porque cuando nos encontrábamos leyendo uno de los carteles que había en la puerta, esta se abrió y un educadísimo botones salió a recibirnos. Con total respeto hacia sus nuevos huéspedes, nos acompañó hasta la recepción para poder registrar nuestra llegada al tiempo que nos daba la bienvenida a su particular hotel. La puesta en escena estaba tan lograda que desde el principio se consigue una gran inmersión.


Tras explicarnos las normas de la sala y hablarnos un poco más acerca del peculiar funcionamiento de la misma, nos hizo entrega de nuestro equipaje personal. Imagino que os podréis hacer una idea de lo importante que es lo que se esconde en cada uno de ellos para que tengáis éxito en vuestra misión y, en caso de querer competir contra el resto, salir antes que nadie del hotel. En caso de optar por esta modalidad de juego... ¿Quién lo conseguiría? ¿Sería Paco, cuya vena competitiva comienza a latir cual María Patiño con este tipo de juegos? ¿María, capaz de cualquier cosa con tal de impedir que sea Paco el ganador? ¿Lo lograría Manu, el que mejor guarda un secreto cuando encuentra algo y no quiere que los demás lo sepan? ¿O sería yo mismo, el alma happy flower del grupo? iSe admiten apuestas!


Ambientación y juegos


Lo que más nos llamaba la atención de Petit Piaf Hotel a la hora de hacer la reserva era su peculiar forma de jugarla. Sin embargo, nos sorprendió muy gratamente la manera en que está ambientada. Desde que entras en el hotel te da la sensación de haberte transportado a una época anterior. Los muebles, los colores, la música... todo combinaba a la perfección para que nos sintiésemos protagonistas de una película de espías encubiertos bajo la identidad de inocentes huéspedes. Sabíamos que todos contábamos con información secreta, por lo que nadie se fiaba de nadie. Al mismo tiempo, existía un punto alocado muy acorde a lo que estábamos viviendo. Cuatro jugadores que de repente habían adoptado otra personalidad y que no solo competían contra el tiempo, sino contra ellos mismos. iSi, amigos, nos decantamos por la opción de hacernos la puñeta los unos a los otros! Tanto fue así que vivimos momentos realmente divertidos, como cuando les prohibí el paso a María y Paco a una de las habitaciones pensando que un elemento que había encontrado por allí servía para eso. ¡Los pobres se quedaron fuera hasta que el botones nos comunicó que todo el mundo podía acceder a la sala!


Esa ambientación tan propia de un hotel antiguo se mantiene prácticamente hasta el final de la partida, aunque hubo una de las zonas que nos pareció algo más floja en cuanto a acabados. Es cierto que es algo que está justificado por la historia que se quiere transmitir, pero tuvimos la sensación de que existía cierto vacío si lo comparábamos con el resto de las salas que habíamos visitado anteriormente.


Los juegos que vais a encontrar son bastante clásicos, basados en la apertura de cerraduras y candados, algo muy acorde a la ambientación y la temática escogida. Vuestro objetivo será encontrar la clave de salida, la cual diferirá entre unos y otros, por lo que tendréis que tener mil ojos para encontrar a lo largo de las distintas habitaciones los elementos que os harán falta para introducir de forma correcta ese código. Además, será necesario también que hagáis uso del contenido de vuestro equipaje para ello, contenido que irá marcado con un color que os identificará a lo largo del juego. De esta manera, además de los enigmas que podáis resolver en común o de forma individual si nadie se os adelanta, os iréis topando con otros juegos identificados por vuestro color, de forma que solo ese huésped en concreto pueda resolverlo.


Las normas son sencillas, y es que no está permitido esconder ningún objeto para que vuestros compañeros no lo encuentren, más allá de eso... ¡Todo dependerá de vosotros! En nuestra partida creamos rápidamente una alianza contra Paco, quien pasó gran parte del juego encerrado en un mismo sitio con su equipaje. Esto nos permitió ir resolviendo más o menos en grupo algunos juegos y obtener información muy valiosa que pudimos usar a sus espaldas para avanzar en la historia. ¿Pero qué pasa cuando las cosas empiezan a ponerse feas y la luz al final del túnel comienza a ser visible para todo el grupo? Exacto... ¡Llueven las traiciones! Llegó un momento en que allí nadie era amigo de nadie y la alianza contra Paco se rompió para jugar al "tonto el último". Esto nos regaló un final de infarto en el que todos estábamos a una cifra de obtener el último código, así que os podéis imaginar cómo corríamos por los pasillos, saltando los unos sobre los otros, tratando de dar con la cifra que nos faltaba. ¡Humor amarillo no es nada en comparación a lo que teníamos allí montado!


En definitiva, se trata de una sala muy peculiar en la cual su modalidad de juego permite crear situaciones muy divertidas entre los jugadores si vais con la intención de competir entre vosotros. Algo que recomendamos encarecidamente, todo sea dicho. Gracias a ello, equipos grandes de jugadores se lo pasarán incluso mejor que si vais grupos reducidos. Ahora solo os queda reservar vuestra plaza, dejar a un lado las amistades y... ¡Que gane el mejor!


¿Lo conseguimos?

Después de todo lo que os he contado, ¿os hacéis una idea de quién salió de allí antes que el resto? Pues os diré que contra todo pronóstico... ¡fui yo! No sabéis el subidón de adrenalina que me dio cuando vi que la puerta se abría y me marchaba de aquel hotel, equipaje en mano, dejando atrás a mis compañeros. Fue muy divertido además poder sentarme junto al Game Master y ver a través de las cámaras cómo los demás intentaban encontrar los datos que les faltaba. Sin embargo, este regocijo duró más bien poco, porque enseguida salió Paco, seguido de Manu y, por último, María.


Sin duda es una experiencia muy divertida y si estáis muy acostumbrados a las salas de escape, modalidades de juego de este tipo os pueden servir como soplo de aire fresco para cambiar el chip y pasarlo en grande de una forma un tanto diferente. ¡Totalmente recomendado!


Y con ustedes, Juanito Valderrama y su banda. ¡Trá trá!

Valoración y puntuaciones


- A destacar: La originalidad en cuanto a la jugabilidad, pudiendo avanzar en grupo o compitiendo contra tus propios compañeros; la ambientación inicial compaginada con la música y la tensión que se crea al no poder confiar en el resto de integrantes del equipo; lo bien integrada que está la web con respecto a la temática de la sala.


- A mejorar: La ambientación hacia el final de la partida nos pareció algo más floja en comparación con el resto; aunque a lo largo de la experiencia iréis desarrollando una historia, nos dio la sensación de que entras un poco sin un objetivo claro más allá del de escapar antes que el resto.



Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Carrer de Portugal 4 08027 Barcelona

634 57 42 32

info@intringulisbcn.com

30 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now