Buscar
  • Escapa2

'La Guarida', Spain in Game (Mayo 2019, Alicante)

Actualizado: 22 de ene de 2020

Vuestra carrera como detectives os ha llevado a vivir en vuestras propias carnes una película de auténtico terror. ¿De verdad pensábais que sería fácil salir ilesos de la guarida de un peligroso asesino en serie?



  • Nombre de la empresa: Spain in Game

  • Nombre de la sala: La Guarida

  • Número de jugadores: 2-6 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 60-80€ por sala (en función del número de jugadores)

  • Duración: 60 minutos


Mientras María le daba caña a las salas del norte junto a su equipo Dominion, Manu y yo comenzábamos nuestra ruta particular por la Comunidad Valenciana acompañados del resto de integrantes del equipo Escapaditos. Sin embargo, la noche antes de poner rumbo a Valencia para encontrarnos con ellos, fuimos arrastrados por sorpresa a una sala muy próxima a Alicante para celebrar el cumpleaños de Manu.


Si no fuera por el cielo cubierto de nubes que volvía la noche más oscura (más adelante descubriríamos que también albergaba horrores) y la tormenta que empezaba a levantarse sobre nosotros, podría haber sido una tranquila y perfecta velada de cumpleaños. Lo que Manu ni siquiera se esperaba es que, una vez en el coche y de camino a un lugar que desconocía (pensaba que íbamos a por unas hamburguesas, pobre inocente), recibiría un espeluznante mensaje con instrucciones para llegar al sitio correcto y una postdata que le metió el miedo en el cuerpo al instante. La Guarida, de Spain in Game, estaba esperando a sus próximas víctimas: nosotros.


La reserva


Los artífices de todo esto fueron Isidro y Ángela, el hermano y la cuñada de Manu, a quienes eché una mano para llevar a buen puerto el engaño. Fueron ellos quienes llevaron a cabo la reserva a través de la página web, donde solo tendréis que seleccionar día, hora y número de jugadores en  vuestra partida. A continuación, encontraréis un apartado de comentarios donde tendréis que dejar vuestro número de móvil para recibir las instrucciones de las que os hablaba anteriormente. Por último, bastará con abonar una señal de 20€, pagando el resto en el local si queda algún miembro del equipo con vida.


Para aquellos que busquéis una sala de escape propiamente dicha, es recomendable que leáis también el apartado donde describen lo que es un Quest, pues La Guarida, más que un Escape Room, es una experiencia dinámica e interactiva donde el jugador es el protagonista de una película y tendréis que interactuar con los actores y decorados con los que os vayáis topando a lo largo de la aventura. ¡Nosotros así lo sentimos y nos hicimos caca encima! Bueno, a ver, tampoco os lo toméis al pie de la letra que nos conocemos...


Local, historia y objetivo


Algo que no nos había ocurrido hasta el momento es que incluso el propio emplazamiento del local, si es que podemos llamarlo así, pareciese formar parte de la historia en la que se basaba La Guarida. Es posible que fuésemos algo sugestionados desde casa, pero es que cuando vimos que Spain in Game formaba parte de un complejo con un enorme caserón propio de Norman Bates, situado frente a un edificio abandonado en una zona que parecía poco transitada, ni siquiera nos atrevíamos a bajarnos del coche. Al final nos pudo la curiosidad y salimos a investigar sutilmente la zona (no os creáis que nos separamos mucho del coche) al tiempo que empezaba a llover y todo se volvía más oscuro. ¡Sacadnos de esta peli que empieza a dar muy mal rollo!


Como habíamos llegado con tiempo y no tuvimos problema para aparcar (podréis dejar vuestro coche junto a los contenedores que encontraréis frente a la casa), esperamos delante del portón a que diera la hora exacta de la reserva. Mientras esperábamos, vimos cómo salía una pareja que, antes de marcharse, nos deseó buena suerte con un tono de voz en el que nos pareció leer entre líneas lo siguiente: no éramos solo dos al entrar. Poco después, la puerta se abrió para nosotros y, desde ese mismo instante, los sobresaltos no dejaron de sucederse uno tras otro. Ricardo, adoptando uno de los papeles más inquietantes que hubiésemos visto en una sala de escape, nos pidió que lo siguieramos a través de la finca hasta la entrada de la zona donde se desarrollaría el juego. Allí dejamos nuestras cosas y prestamos atención a todo cuanto tenía que decirnos. Algunos de los datos que compartió con nosotros nos pusieron los pelos de punta y, gracias a la combinación del silencio en el exterior, el sonido de la lluvia golpeando contra el suelo y la forma en que Ricardo nos contaba los detalles del juego (todavía recuerdo algo que hizo durante su speech que lo hizo más realista), tuvimos la sensación real de correr peligro allí dentro.


Una vez que lo tuvimos todo claro, pasamos a escuchar qué estábamos haciendo en su complejo (además de mirarnos unos a otros con cara de circunstancia): en la ciudad había tenido lugar una serie de crueles asesinatos y nosotros, como buenos detectives, habíamos descubierto la guarida del terrible asesino. Tendríamos una hora para entrar en ella antes de que volviese y recopilar las pistas que nos permitiesen resolver el caso. ¿Fácil, no? ¿Y si ahora os decimos que nunca se fue realmente de aquella casa? ¡La cacería está servida!


Ambientación y juegos


El punto fuerte de La Guarida es, sin duda, la inmersión que experimenta el jugador desde el mismo instante en que pone un pie en el interior de aquella casa. Sin darnos tiempo siquiera para coger aliento tras la inquietante bienvenida que recibimos por parte de Ricardo, vivimos un comienzo de sala que en apenas tres segundos consiguió dejarnos totalmente paralizados. Cuando llegó el momento de ponerse en marcha y avanzar por la estancia en la que nos encontrábamos, ninguno se atrevía a tomar la iniciativa. ¡A ver quién tiene narices  de recorrer la casa después de haber visto lo que hemos visto!


Cuando por fin nos recuperamos del impacto inicial, comenzamos a jugar según la dinámica de la sala, la cual, gracias a las indicaciones previas del Game Master, pillamos enseguida (siempre y cuando los nervios nos lo permitieron, claro). Esta consiste, básicamente, en pasar de habitación en habitación siguiendo un orden determinado, de modo que hasta que no consigáis resolver los juegos que haya en cada una de ellas no podréis pasar a la siguiente. Los enigmas no son muy complicados, algo habitual en este tipo de salas donde el cerebro se te bloquea por completo, pero os mantendrán entretenidos el tiempo suficiente para que no os deis ni cuenta de por dónde os vendrá el peligro. La mayoría de ellos se basa en la búsqueda de códigos numéricos y la consecuente apertura de candados, combinándolos en un par de momentos aislados con algunos mecanismos sencillos. Sin embargo, como ya os decíamos anteriormente al hablar del término Quest, los juegos pasan a un segundo plano y lo que de verdad importa es que el jugador crea estar dentro de una película. ¡Y vaya si lo consiguen!


Los sustos están garantizados desde el principio gracias al magnífico uso que hacen de las luces, creando una atmósfera que pone los pelos de punta. Fueron precisamente esos juegos de luz y oscuridad, unidos a la tétrica y "sucia" ambientación de la casa, los que nos regalaron momentos de quedarnos petrificados en un rincón con los ojos cerrados para no mirar lo que teníamos enfrente. ¡Y aún así conseguían hacernos brincar del susto! Es de alabar el enorme control que tiene el Game Master en su papel de asesino sobre cada uno de los recovecos de la casa, creando situaciones que lleven a preguntarte por dónde ha desaparecido y cómo es posible que vuelva tan rápido y sin darte cuenta. ¡Nos dejó completamente alucinados!


Hubo además un par de momentos que consideramos muy chungos. Uno de ellos os recordará a una escena de película de terror muy famosa. Disfrutamos enormemente tratando de salir ilesos de esa situación en la que casi escuchábamos nuestros propios corazones latiendo dentro de nuestras cabezas. El otro, que vino poco después como colofón final, se trataba de una prueba de valor en la que un servidor consiguió librarse por puro azar, pero pude escuchar cómo el resto corría y gritaba por la casa enfrentándose a situaciones que, para qué nos vamos a engañar, todavía doy gracias de no haber tenido que vivir en mis propias carnes. ¡Llamadme gallina si queréis! Finalmente, con heridas de guerra incluidas, nos enfrentamos a un final de infarto del que conseguimos escapar por los pelos.


Si os gustan las salas de terror, recomendamos encarecidamente La Guarida. No importa cuántos seáis en el grupo, lo vais a pasar igual de bien siendo dos o seis personas. Al fin y al cabo, la resolución de los enigmas es lo de menos, lo realmente importante es vivir una experiencia de principio a fin y eso os garantizamos que lo vais a conseguir... ¡Muajaja!


¿Lo conseguimos?

Pues sí, a escasos minutos del final y gracias a que yo no tuve que enfrentarme a la prueba de valor, de lo contrario habríamos muerto allí mismo. A la salida estuvimos comentando la jugada con Ricardo (este tipo de partidas da para mucha plancha después) y nuestro asesino, ya vestido como Álvaro, que no es otro que el hermano gemelo de Ricardo. ¡Pero si es que hasta aquello daba paranoia!


Nos estuvieron contando todas las variantes que tiene el juego en función de cómo se comporten los jugadores y lo que hagan dentro de la sala, quedándonos alucinados con lo que sucede si alguien hace algo en concreto en un momento determinado que, obviamente, no os vamos a desvelar. Nos encantan los juegos dinámicos que evolucionan con los jugadores y en este aspecto es algo que tienen muy cuidado.


Aquí podéis ver lo que quedó de los acompañantes de la pareja que se cruzó con nosotros antes de entrar. Requiescat in pace

Después de la foto de grupo, nos hicieron algún que otro adelanto de su próxima sala, Fantasmas, con la que quieren ir un paso más allá en esto del terror. Si todo va bien es posible que esté lista para verano y nosotros, sin duda alguna, estaremos allí para hacerles una nueva visita.


Valoración y puntuaciones


- A destacar: La forma en la que juegan con las luces y las distintas estancias de la casa para dar lugar a los sustos y crear situaciones de terror. La prueba de valor final y la cantidad de variantes que puede tener en función de cómo se comporte el jugador durante esta fase de la experiencia. La inmersión lograda desde el mismo momento en que aparcas el coche frente a la puerta de la finca hasta que consigues escapar de allí con vida.


- A mejorar: En general, todas las acciones que llevábamos a cabo nos conducían a la siguiente estancia; sin embargo, hubo un momento en concreto que no entendimos muy bien por qué lo hicimos más allá de para provocar una escena de terror (no descarto que no llegásemos a hilarlo con lo que pasó a continuación debido a los nervios que teníamos encima). Hay cierto obstáculo en un recorrido que puede provocar daño a los jugadores si no se va con cuidado (y a ver quién escapa con cuidado cuando te quiere matar un asesino), de hecho uno de nosotros se llevó un fuerte golpe en la rodilla con dicho elemento, estaría bien encontrar la forma de "allanar" el camino de cara a ese juego.





Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Camino de la Princesa 47, 03550 San Juan de Alicante, Alicante

634 78 55 55

info@spainingame.com

95 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now