top of page
Buscar
  • Foto del escritorEscapa2

'La caja diabólica', Golden Escape Room (Abril 2018, Coslada) - Evento inauguración

Actualizado: 22 ene 2020

El osito de peluche del pequeño Lucas corre peligro. Tendréis solamente treinta minutos para enfrentaros a su peor pesadilla y evitar que consiga llevárselo para siempre.



  • Nombre de la empresa: Golden Escape Room

  • Nombre de la sala: La caja diabólica

  • Número de jugadores: 2-6 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 45€ por sala (precio fijo)

  • Duración: 30 minutos (Escape express)


Desde que nos enteramos de que un nuevo local iba a abrir en Madrid no pudimos evitar visitar su web casi a diario esperando conocer la fecha de apertura. Nos llamaba mucho la atención la gran cantidad de salas que anunciaban, muchas de ellas diferentes a lo que estábamos acostumbrados. ¿Kluedo Escape? ¿Alkatraz Rooms? ¿Escape Room Express? Era la primera vez que escuchábamos algunos de esos términos. ¡Y por fin llegó el día! Marzo sería la fecha elegida para que Golden Escape Room abriese sus puertas al público.


Estábamos pensando en cuadrar una fecha para hacerles una visita cuando recibimos su invitación a un evento de inauguración que tendría lugar a principios de abril. Según decían en el correo, tendríamos la oportunidad de probar dos de sus salas (las únicas que por ahora tienen abiertas al público) y conocer en persona a otros grandes bloggers del mundillo. ¡Sonaba genial!


La reserva


En nuestro caso no fue necesario llevar a cabo ninguna reserva previa. En cualquier caso, vosotros podréis hacerla de forma directa a través de su página web, donde solo será necesario abonar una señal de 20€, pagando la diferencia en el local el día que vayáis a jugar.


Os recomendamos que aprovechéis para echar un vistazo, aunque solo sea por curiosidad, al resto de salas que tienen en mente abrir en un futuro. ¡No pueden ser más variadas!


Local, historia y objetivo


A diferencia de otras salas de la capital, Golden Escape Room se encuentra en las afueras de la ciudad, concretamente en Coslada (metro más cercano: La Rambla –Línea 7). Si vais en transporte público, también tendréis la opción del autobús, que os dejará en la misma puerta del local. En nuestro caso, aprovechando que era fin de semana y no había demasiado tráfico, fuimos en coche. La verdad es que tuvimos mucha suerte porque... ¡aparcamos justo enfrente!


Nada más llegar nos reencontramos con los componentes de Escape Adictos, a quienes conocimos por primera vez en 1957 con nuestro particular Lío en Broadway. Poco después llegaron los chicos de EscaZapistas (por quienes confesamos tener debilidad desde aquella tarde), Extrescapers y SKP Arte (quienes ya habían coincidido con María, la otra mitad de Escapa2, en algún evento anterior). En general, caras desconocidas con las que acabaríamos compartiendo risas al final de la noche.


Daniel, quien se había puesto en contacto con nosotros para invitarnos al evento, nos dio la bienvenida y nos explicó cómo había nacido Golden Escape Room y todos los proyectos que tenían por delante, además de los que ya estaban abiertos al público. Nos contó la idea de abrir una sala que mezclase la tradición de un Escape Room con la originalidad de un Cluedo en Vivo, así como diversas salas basadas en la fuga de Alkatraz y dos juegos para niños de entre 6 y 12 años, todo ello dividido entre el propio local de Coslada y otro que abrirá próximamente en Móstoles (en la web tenéis toda la información al respecto).


Uno de los aspectos más destacables de Golden Escape Room es su tamaño. Nos quedamos realmente sorprendidos con las dimensiones del local. Con deciros que los metros cuadrados de una sola de las habitaciones igualaban a los de mi casa entera... Tras la sorpresa inicial, nos ofrecieron algo de beber y, acto seguido, nos condujeron a una sala en la que nos esperaba la guinda del pastel: tortilla de patata, entremeses, salmorejo... ¡No faltaba de nada!


Llegados a este punto, y mientras otros hacían buena cuenta de la comida, nos dividimos en varios grupos para probar la primera de sus salas: La caja diabólica. Tuvimos la suerte de ser los primeros en entrar. Nunca antes habíamos jugado a una sala de treinta minutos, así que estábamos expectantes por lo que nos pudiéramos encontrar. Con una gran teatralización, la peculiar abuela de Lucas nos acompañó por los pasillos hasta la puerta de su vivienda. Una vez allí, y con ayuda de un vídeo explicativo, nos contó cuál sería nuestro objetivo: hacía días que su nieto se comportaba de una forma muy extraña, asegurando que su osito de peluche corría peligro. Tendríamos treinta minutos para entrar en su habitación y rescatarlo antes de que un siniestro payaso se lo llevase para siempre.


Ambientación y juegos


Nada más entrar en la sala, perdimos a uno de los miembros del equipo. Manu, que siente una profunda animadversión por los payasos, se quedó completamente paralizado por el miedo. Y es que La caja diabólica no se trata solamente de un juego de escape, sino que cuenta con ciertos tintes de espectáculo que consiguen ponerte la piel de gallina desde el principio. ¡Los Game Master se cebaron con él después de aquello!


Una vez superada la primera fase (intensita de narices), entramos en lo que parecía ser la habitación de Lucas. Si bien es cierto que fuimos encontrando objetos infantiles por la sala, echamos en falta algún elemento decorativo más que nos hiciese ver que estábamos en la habitación de un niño pequeño.


En cuanto a los juegos, se trata de una sala lineal que combina a la perfección los enigmas mentales y de carácter tradicional con otros más físicos y mecánicos, donde la observación y la colaboración con otros miembros del equipo será fundamental si no queréis que el tiempo juegue en vuestra contra. Nosotros estuvimos especialmente torpes en uno de ellos, no sé si por el miedo o porque estábamos algo obtusos en cuanto a escucharnos se refería. La cuestión es que tuvimos que dar un buen acelerón después para conseguir salir a tiempo. Por suerte, nuestra Game Master estaba atenta para darnos alguna que otra pista cuando se lo pedíamos, empleando un método que nunca antes habíamos utilizado para ello. ¡Y pensar que estuvimos a punto de perder un elemento fundamental para comunicarnos con ella al principio del juego!


En definitiva, el número de enigmas a resolver es perfecto si tenemos en cuenta que solo tendremos treinta minutos para ello (a menos que seáis EscaZapistas o Extrescapers, quienes fundieron el cronómetro dejándonos a los demás en una posición más que cuestionable). Debido al tamaño y jugabilidad de la sala, recomendamos La caja diabólica a grupos reducidos de 2-3 personas. ¡Lo pasaréis terriblemente bien!


¿Lo conseguimos?

¡Sí, aunque a falta de poco menos de dos minutos! Una vez fuera nos reímos de todo lo que había sucedido en la sala y los sustos que nos habíamos llevado en ella. El pobre Manu se tragó uno de lleno, regalándonos uno de los muchos momentazos de la tarde.


¡Los ositos eran lo más agradable de la sala!

Cuando regresamos a la habitación donde nos esperaban los otros grupos (el nivel de comida se había visto reducido considerablemente en nuestra ausencia. ¡Seréis glotones!), tuvimos que mordernos la lengua para no comentar nada de lo que acabábamos de ver. Finalmente, y puesto que nos costaba mantener la boca cerrada, optamos por mantenerla llena dando buena cuenta de lo que quedaba en la mesa. Al menos hasta que llegase nuestro turno para probar la siguiente sala, Sherlock se viste de negro, de la que os hablaremos en los próximos días.


Valoración y puntuaciones


- A destacar: La antesala en la que tiene lugar la explicación del juego (nos parece todo un acierto que haya un espacio habilitado para ello y que esté decorado acorde al resto de la sala), el sistema de pistas (nos pareció original, al menos nunca habíamos usado nada parecido para pedir ayuda), los primeros minutos del juego (hace que el miedo te acompañe durante el resto de la partida).


- A mejorar: La ambientación en la segunda parte del juego. Quizá incluiríamos algún elemento adicional que hiciese referencia a la habitación de un niño pequeño, consiguiendo así una sala 100% inmersiva.




Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Avenida de Madrid 18. 28822 Coslada (Madrid)

910 86 97 12 / 644 400 712

reservas@goldenescaperoom.es

520 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page