Buscar
  • Escapa2

'Game Box Blind Pigs', Locktopus (Abril 2019, Madrid)

Actualizado: 22 de ene de 2020

Un Hall Escape en un lugar clandestino de los años 20 testigo de luchas de bandas, el nacimiento del jazz y el periodo de la ley seca. ¿Descubrirás los secretos que su actual dueño guarda en su interior?



  • Nombre de la empresa: Locktopus

  • Nombre de la sala: Game Box Blind Pigs

  • Número de jugadores: 4-16 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 15€ - 18€ por persona (en función del número de jugadores)

  • Duración: 60 minutos


A finales del año pasado, conocimos a tres alumnos muy aplicados en la primera edición del curso Craft Master Certificate en Madrid. Allí fue donde nos enteramos de que su motivación para asistir a dicho curso no era otra que la de aprender todo lo posible sobre el negocio, puesto que habían comenzado un proyecto para... ¡abrir su propio local de escapes! Desde entonces no perdimos la pista a Montse, Pau y Jorge, estando muy atentos a cualquier noticia que publicasen al respecto. Meses después, un simpático pulpo comenzó a hacerse con el control de Instagram y Facebook... ¡Y así fue como finalmente nació Locktopus


Desde el principio nos atrajo mucho su marca, tanto por su identidad visual como por las pequeñas pinceladas que fueron mostrando en redes sociales sobre el local y lo que podríamos encontrar en él. ¿Una misteriosa sastrería? ¡Guau! Desde luego que empezaban fuerte en cuanto a originalidad se refería. Sin embargo, su primer juego, en contra de todo pronóstico, no sería una sala de escape, sino que habían optado por abrir directamente con un Hall Escape. Algo arriesgado a lo que no estamos acostumbrados, pero ya por entonces intuíamos que en este caso nos llevaríamos una grata sorpresa. ¿Sería cierto o una simple corazonada sin sentido?


La reserva


En nuestro caso tuvimos la gran suerte de ser contactados por los chicos de Locktopus para probar su Hall Escape el mismo día que ponían en activo su web y las reservas de cara al público, por lo que no tuvimos que hacer nada más que presentarnos en el local a la hora acordada. Un pequeño gran equipo formado por Moisés (de EscaZapistas), Nando (de Escapar, quiero escapar), Paco y David (novio y hermano de María, respectivamente), la propia María y yo. ¡Un grupo muy variopinto!


Sin embargo, para reservar vuestro juego solo tenéis que entrar en su página web y seleccionar la modalidad que mejor se ajuste a lo que estáis buscando: Blind Pigs (digamos que es la versión estándar para adultos), Kids (versión para los más pequeños con la posibilidad de incluir merienda) o portátil (para jugarlo donde quieras). Una vez hecho esto, solo quedará indicar la fecha y hora de vuestra partida, el número aproximado de jugadores (teniendo en cuenta que se recomienda tener cierta experiencia si elegís la opción de 4-5 jugadores) y una serie de datos personales como el nombre o el correo eléctronico. Por último, tendrés que abonar una cantidad de 15€ a modo de señal, pagando el resto en el local. ¡Fácil, sencillo y para toda la familia!


Local, historia y objetivo


El local se encuentra a pocos metros de Mindtrap, así que si habéis leído la reseña de El Bosque (guiño, guiño) ya sabréis que Locktopus está situado entre Atocha y Palos de la Frontera, siendo esta última la parada de metro más cercana (Línea 3). No sabemos si es que nos estamos volviendo unos comodones o es que el transporte público no es lo nuestro, pero esta vez también optamos por desplazarnos hasta allí en coche. Se trata de una zona de pago en la que estamos seguros de que no tendréis problemas para aparcar, las veces que hemos pasado por allí siempre hemos visto sitios vacíos.


Una vez que llegué a la zona me reuní con el resto del equipo A, que ya estaba esperando a las puertas de Locktopus. Enseguida me quedé gratamente sorprendido con la fachada del local, el cual está compuesto por dos grandes cristaleras a modo de escaparate con elegantes trajes expuestos y una vista a su interior al más puro estilo Velvet. No, Miguel Ángel Silvestre no estaba allí, ya pregunté yo por él y no hubo suerte. Quien sí estaba para recibirnos fue Marisa (Montse fuera del horario laboral), quien nos dio la bienvenida y nos contó las principales normas de la sala integrando todas ellas en la personalidad de su personaje de una forma muy natural. ¡No esperábamos aquello y la verdad es que nos echamos unas risas! Para ser sus primeros clientes oficiales (además de los tester), lo hizo realmente bien y nos aseguró una partida inmersiva desde el principio.


Después de dejar nuestros móviles en una pequeña caja de madera, pasó a hacernos partícipes de lo que estaba sucediendo allí: nos encontrábamos en EEUU, en un lugar donde desde los años 20 se habían llevado a cabo reuniones clandestinas de todo tipo. Luchas de bandas, el periodo de la ley seca, el nacimiento del jazz... Aquel lugar lo había visto todo; sin embargo, ni siquiera ella sabía decirnos qué estaba sucediendo hoy en día más allá de la puerta que estábamos a punto de atravesar, por eso había contactado con nosotros, para echar un vistazo y descubrir qué secretos se escondían en aquella "sastrería".


Ambientación y juegos


Aunque pueda parecer lo contrario, uno de los puntos fuertes de Game Box Blind Pigs es la ambientación. Generalmente, los Hall Escape suelen ser algo más asépticos que una sala de escape en cuanto a decoración se refiere; sin embargo, los chicos de Locktopus apostaron por no dejar ni un cabo suelto logrando una estancia donde el jugador sentirá que realmente se ha colado en un lugar clandestino que, por supuesto, no os podemos desvelar para no fastidiaros la sorpresa. Solo os diremos que los seis nos quedamos boquiabiertos cuando todo aquello entró de golpe por nuestros ojos y por un momento pensamos que nos habíamos colado en un Escape Room propiamente dicho.


A esa sensación contribuyó muy positivamente el hecho de que los enigmas también contaban con una naturaleza propia de los que podríamos encontrarnos en cualquier sala de escape. En esta ocasión, como sucede en otras experiencias grupales, no tendríamos que dividirnos por equipos para competir entre nosotros resolviendo los mismos juegos. Tampoco sería necesario permanecer quietos en un mismo lugar con todos los objetos que necesitásemos delante de nosotros. ¡Al contrario! El trabajo en equipo sería fundamental y todos los elementos que nos ayudasen a resolver los enigmas tendríamos que encontrarlos nosotros mismos recorriendo de un lado a otro la habitación, la cual es enorme y está repleta de buenos escondites.


Así fue como, casi de forma instintiva, nos dividimos en parejas para inspeccionar el lugar e ir resolviendo los acertijos con los que nos fuésemos topando. La mayoría de ellos se basan en la apertura de candados, pero el modo de llegar hasta las combinaciones correctas es tan variado que no os resultará repetitivo. La jugabilidad dentro de la sala es muy elevada gracias a que varios de los juegos se pueden resolver al mismo tiempo, de este modo, aunque seáis un grupo bastante amplio de personas, todos podréis participar en algo. Por esa razón, es posible que llegue un momento en que os encontréis con un montón de candados y cajas sobre la mesa esperando a ser abiertos. No os agobiéis, poco a poco iréis encontrando el camino que os conduzca de uno a otro, pues aunque sean muchos códigos es bastante intuitivo saber dónde irá cada uno de ellos.


De este modo, mientras María y Nando se dedicaban a buscar la solución a una prueba que éste último disfrutó como un niño pequeño (parecía estar hecha expresamente para él), el resto nos concentrábamos en la parte más numérica terminando de abrir los candados que nos quedaban. Aunque la partida fue muy fluida durante la mayor parte del tiempo, en algún momento nos quedamos atascados. Menos mal que Marisa estaba al tanto y enseguida hacía una de sus apariciones estelares para dejarnos caer alguna pista que otra. ¡Todo ello sin salirse de su papel!


Por todas esas razones, no tenemos ninguna duda de que a partir de ahora recomendaremos Game Box Blind Pigs cada vez que alguien nos pregunte por juegos grupales. Es una sala muy fresca, divertida, con muchas cosas que hacer y que ha puesto el listón muy alto creando un nuevo concepto de Hall Escape donde la ambientación y la inmersión son tan importantes como los propios enigmas. Además, por su diseño permite que también grupos pequeños de 4 personas (con experiencia, eso sí) sean capaces de llegar hasta el final y descubrir que se esconde en aquel local. ¡Enhorabuena, chicos!


¿Lo conseguimos?

Con muy buen tiempo a nuestras espaldas, logramos nuestro objetivo y salimos de allí saboreando la victoria. Una vez finalizada la partida, a Montse (Marisa, te echaremos de menos), se le unieron Jorge y Pau para tomar con nosotros un refresco e intercambiar impresiones sobre el juego y hacernos la foto grupal con un montón de accesorios propios de los años 20.


A Nando en lugar de tentáculos le crecen cigarrillos en las manos. ¡Ay, estas damas de los años 20...!

Antes de irnos, entre propuesta y propuesta para incluir algún enigma que se nos ocurrió aprovechando la ambientación de la sala, nos dejaron caer alguna pincelada sobre su próxima aventura, la cual sí que será una sala de escape como tal. ¡Si han conseguido esto con un Hall Escape, estamos deseando ver la que tienen montada para su primer Escape Room!


Valoración y puntuaciones


- A destacar: El hecho de que por tratarse de un Hall Escape no han descuidado la ambientación de la sala y el uso de elementos como puede ser el acting, la música y la iluminación para conseguir un gran nivel de inmersión. La forma de dar las pistas por medio de Marisa, interviniendo en los momentos justos valiéndose de la gracia de su personaje. La modalidad de juego escogida, en la que no hay que separarse en grupos ni competir entre ellos, favoreciendo así pasar un rato agradable con la familia o amigos trabajando en equipo.


- A mejorar: Se podría aprovechar la temática y el entorno para incluir algún juego más físico que aporte aún más dinamismo a la experiencia, aumentar los roles y personajes que puedan intervenir en la experiencia (teniendo en cuenta ciertos aspectos de la historia, los cuales, ya de paso, se podrían clarificar un poco más en la intro) y lograr un in crescendo final que ponga la guinda al pastel.


Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle de la Batalla del Salado 2, 28045 Madrid

695 058 105

info@locktopusescape.com

273 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now