Buscar
  • Escapa2

'El extraño camarote', Evasión Room SI o SI (Junio 2019, Madrid) / Test de sala

Actualizado: 22 de ene de 2020

Cuélate en el camarote del capitán y descubre qué se trae entre manos desde que hace un tiempo se volviese completamente loco. ¿Conseguirés detener sus planes?



  • Nombre de la empresa: Evasión Room SI o SI

  • Nombre de la sala: El extraño camarote

  • Número de jugadores: 3-5 personas, posibilidad de 2 jugadores (sin opción a combate)

  • Precio: 75€ por sala (60€ dos jugadores)

  • Duración: 75 minutos


Llevábamos unos días que apenas parábamos por casa. El Sáhara, el Antiguo Egipto, un lujoso crucero repleto de secretos y el espacio exterior fueron solo algunos de los sitios que habíamos visitado durante las últimas semanas. Un ritmo escapista mayor al que estamos acostumbrados (fíjate, si va a resultar que hasta nosotros tenemos límites en ese sentido) que nos habían dejado KO. Y, sin embargo, cuando estábamos a punto de tomarnos un mini descanso, recibimos el aviso de que algo extraño estaba sucediendo en el camarote del capitán de un barco. En Evasión Room Sí o Sí requerían nuestra ayuda, así que el domingo nos levantamos bien temprano y pusimos rumbo a ese camarote. ¿Qué nos encontraríamos al llegar?


La reserva


Puesto que nosotros fuimos en plena fase test, fue José, el dueño del local, quien contactó con nosotros para invitarnos a probar su sala y ayudarle en todo lo que pudiéramos. Sin embargo, ya han pasado unos cuantos días desde entonces y la sala ha sido abierta al público, por lo que, si entráis a la página web, podréis reservar vuestra experiencia sin ningún problema. Para ello debéis seleccionar el juego en cuestión en un desplegable (la otra opción es Clandestina, su primera sala) para que se os abra el calendario correspondiente donde elegir el día y hora de vuestra partida. Una vez hecho esto, tendréis que aportar una serie de datos personales (nombre y apellidos, mail y teléfono de contacto), elegir vuestro nivel de dificultad (medio o alto) y aceptar las condiciones de reserva. En este momento no tendréis que abonar ninguna cantidad, lo haréis en el local el día que vayáis a jugar.


Tened en cuenta que para reservas hechas con menos de 30 minutos de antelación, la empresa no se hace responsable de que finalmente no se pueda llevar a cabo el juego. ¡Escapista previsor vale por dos!


Local, historia y objetivo


El local se encuentra en pleno barrio de Las Rosas, una zona que, aunque pueda parecer que está algo apartada del centro, cuenta con la innegable ventaja de que aparcar será pan comido. Cada vez que hemos visitado la zona hemos podido dejar el coche prácticamente en la puerta, así que no desesperaréis ni un solo segundo en este aspecto. Además, si preferís el transporte público para llegar hasta allí, podréis bajaros en la estación de metro Las Rosas (Línea 2) que está a cinco minutos a pie de Evasión Room Sí o Sí.


A la hora acordada, llamamos a la singular puerta del local y José, metido en su papel de marinero, nos dio una rápida bienvenida instándonos a pasar rápidamente al local. ¡Algo grave había sucedido y no había tiempo que perder! Como si nos hubiesen metido un cohete por nuestras apreciadas partes traseras, dejamos nuestras cosas a buen recaudo y acompañamos a José hasta la puerta del camarote, donde nos contó el porqué del estado de nervios en el que se encontraba: el capitán del barco lleva unos cuantos meses comportándose de una manera un tanto extraña. A pesar de que nunca soltaba su diario, hace una semana lo dejó por fin en su camarote y desde entonces no hace más que repetir las mismas frases una y otra vez. Es nuestra tarea entrar en dicho camarote, descubrir lo que planea y comunicárselo a nuestro enlace antes de que regrese. ¿Se habrá vuelto realmente loco o esconderá algún oscuro secreto que pueda poner en peligro la vida de alguien?


Ambientación y juegos


A los pocos segundos de entrar en aquel camarote, nos invadió una sensación de que toda la habitación se nos venía encima. ¡En el buen sentido de la palabra! Mirásemos hacia donde mirásemos, encontrábamos elementos que parecían formar parte de uno o varios enigmas al mismo tiempo. En ese mismo instante nos dimos cuenta de que una vez más, Evasión Room Sí o Sí no quería ponérselo nada fácil a los jugadores y nosotros habíamos caído de lleno en la trampa. ¡Sálvese quien pueda! Con una ambientación repleta de motivos marineros que ayudaban a recrear la estancia del capitán de un barco, la sala consiguió de forma efectiva hacernos ver que quien pasase las noches en aquella habitación no estaba muy bien de la cabeza. Si bien es cierto que no somos muy fan de los mensajes pintados directamente sobre las paredes, en este caso tenía sentido que fuese así. A pesar de ello, quizá algunos de esos elementos se podrían integrar de otra forma para evitar la sobrecarga de este tipo de decoracíon "menos elaborada" que el resto.


El tamaño de la sala es más bien pequeño y no visitaréis muchos más espacios que aquel en el que empecéis. Sin embargo, hay mil cosas por hacer. Nada más entrar nos dividimos para ir investigando todos los rincones y lo único que hicimos durante los primeros minutos fue recopilar y recopilar objetos como si no hubiese un mañana. ¿Conocéis el bolsillo de Doraemon? ¿Y el bolso de Mary Poppins? Pues este camarote no tiene nada que envidiarles. Confesamos que llegamos a abrumarnos ligeramente al recibir tanta información de golpe y no saber cómo usarla o relacionarla entre sí. Por suerte, no tardamos en encontrar el punto por donde debíamos comenzar para, poco después, dar con el diaro del capitán. En la propia web te dicen que es un elemento que vais a encontrar, por lo que no es spoiler. ¡Keep calm!


A partir de ese momento, debíamos ir leyendo concienzudamente ese documento por dos motivos. El primero de ellos porque en su interior se escondían los secretos que guardaba el capitán, así como los motivos que le habían llevado a la locura y sus consecuencias. El segundo porque en él encontraríamos el orden en que debíamos ir resolviendo los juegos, así como sutiles pistas de qué elementos usar y para qué. No sabemos si se debía a los nervios por ir con el agua al cuello (qué bien hilado, eh...) o a que el cambio de mareas nos sienta regular, pero no llegamos a entender todo lo bien que nos habría gustado ese diario. Si lo hubiésemos hecho, probablemnente habríamos seguido una estrategia más lógica a la hora de ir enfrentándonos a los juegos, evitando así ir como pollos sin cabeza. ¡Menos mal que una voz muy sabia fue dirigiendo nuestra atención hacia los elementos clave en los momento oportunos!

En cuanto a la naturaleza de los juegos, ya os hemos dicho que hay muchos y muy variados. Por tanto, no es de extrañar que tengáis que hacer uso de un sinfín de habilidades escapistas como pueden ser la búsqueda (una vez más demostramos que no es nuestro fuerte), la observación y asociación de elementos visuales (habrá muchos y será fácil que os despistéis mezclando unos con otros, así que prestad atención e id filtrando mentalmente aquellos que os pueden servir en un momento u otro), la apertura de candados (los hay de todo tipo) o la toma de decisiones (vuestro grupo tendrá que ponerse de acuerdo para elegir, llegado el caso, entre distintas opciones que determinarán el final de vuestra partida). Sin duda alguna, este es uno de los puntos más interesantes de la sala que, en nuestro caso, derivó en un desenlace mucho más frenético de lo que habríamos esperado. Si todo eso hubiese sido acompañado de una buena ambientación musical, estamos seguros de que más de uno se lo habría creído tanto que habría acabado tirándose por la borda. Sin embargo, este es uno de los puntos que ya tenían en mente para mejorar antes de abrir la sala al público, además de otros aspectos que creemos que necesitaban una pequeña vuelta para entenderse mejor (visibilidad de ciertos elementos, resolución logica de algunos enigmas...).


En definitiva, se trata de una sala de dificultad bastante alta (debido al número de enigmas y su complejidad) que supondrá todo un reto incluso para los jugadores más experimentados. Si ya habéis tenido ocasión de probar Clandestina, estamos seguros de que lo pasaréis en grande poniéndoos a prueba con El Extraño Camarote.


¿Lo conseguimos?


Estaba difícil, muy difícil, pero gracias a las habilidad de Paco (el novio de María) con ciertos enigmas y el trabajo en equipo del resto, conseguimos salir de allí antes de los 65 minutos que, por entonces, tenían establecidos para la sala. Actualmente ese tiempo es de 75 minutos, así que es posible que vosotros podáis ir más tranquilos... ¡Nah, ni de coña! ¡Vais a sufrir como los que más!


Sensación de vivir... ¡con el agua al cuello!

Valoración y puntuaciones


- A destacar: El hecho de que la dificultad de la sala se pueda amoldar a los jugadores de forma que aquellos que vayan buscando un verdadero reto puedan encontrarlo; ese plot twist final que lo diferencia de otras experiencias donde los jugadores tendrán que tomar una decisión que derivará en un final u otro.


- A mejorar: En el momento en que nosotros jugamos nos faltó acompañamiento musical durante la partida, algunos enigmas no se veían del todo claros y la organización del diario nos pareció un poco caótica. Sin embargo, esos y otros aspectos mejorables que hemos nombrado a lo largo de la reseña ya han sido modificados antes de abrir finalmente la sala al público. ¡Para eso están los testeos!

Nota: Al haber disfrutado de "El extraño camarote" en fase test, creemos que no es justo asignar puntuación numérica a la sala. ¡Tendréis que ir y probarla vosotros mismos! ¿Tendréis la suficiente destreza mental para superar todas las pruebas y salir de allí en menos de 75 minutos?



Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle Sajonia 23-25. 28022 Madrid

653 303 410 – 699 829 699

contacto@evasionroomsiosi.com

153 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now