Buscar
  • Escapa2

'El caso Vasiliev', Sapiens (Julio 2018, Madrid)

Actualizado: 22 de ene de 2020

Vasiliev, un importante espía de la Guerra Fría, ha sido asesinado. Es vuestro turno para descubrir al asesino y recuperar los documentos que le fueron robados antes de ser descubiertos.



  • Nombre de la empresa: Sapiens

  • Nombre de la sala: El caso Vasiliev

  • Número de jugadores: 2-6 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 45-85€ por sala (en función del número de jugadores)

  • Duración: 60 minutos


Nos habíamos enterado de que un nuevo local acababa de abrir sus puertas al sur de Madrid, concretamente en Alcorcón. Su nombre es Sapiens y nos presentan un juego creado ni más ni menos que por Password, un famoso local de escapes en Vitoria-Gasteiz del que habíamos oído hablar muy bien por parte de nuestros amigos EscaZapistas.


Las referencias eran buenas y todavía teníamos pendiente jugar a una sala junto a nuestro querido Nando, el alma máter de Escapar, quiero escapar, así que pensamos que sería la oportunidad perfecta para fusionar nuevamente blogs y probar una sala tan interesante como El caso Vasiliev.


La reserva


Se hace a través de la página web, la cual presenta un logo y un diseño muy interesantes. Siempre decimos que la carta de presentación de cualquier local de escape es su web, y en este caso se nota que le dieron la importancia que se merece.


Una vez seleccionado el día y la hora de vuestro juego, tendréis que pagar la cantidad al completo para hacer efectiva la reserva. Aun así, si finalmente varía el número de jugadores, estamos seguros de que no tendréis ningún problema en poneros en contacto con los chicos de Sapiens para ajustar el precio al número de componentes del grupo.


Local, historia y objetivo


Esta vez tendréis que desplazaros un poco más de lo habitual para llegar hasta el local, el cual se encuentra en la planta baja de un centro comercial próximo a Alcorcón. Si usáis transporte público, la parada de metro más cercana es Parque Oeste (Línea 12). A pesar de que está bien comunicado, nosotros aconsejamos que vayáis en coche pues, además de que solo tardaréis media hora en llegar, el propio centro comercial cuenta con un parking gratuito durante dos horas, así que no tendréis problema de aparcamiento.


Subimos las escaleras mecánicas y vimos que Marco, nuestro Game Master y contacto en Sapiens, ya nos estaba esperando en la puerta. Sin embargo, no era el único que estaba al tanto de nuestra llegada... ¡Parece que ser espías es más complicado de lo que parece! Entramos rápido en el local para perder de vista a ese "otro invitado" y nos encontramos con una recepción completamente ambientada para la ocasión. ¡Parecíamos estar en el portal de una comunidad de vecinos!


Tras la sorpresa inicial, nos acompañó hasta el interior de una sala decorada como si fuese el rellano de uno de los bloques del edificio y nos contó las normas básicas de la sala. También nos hizo entrega de un walkie-talkie a través del cual nos daría las pistas que fuesen necesarias, una hoja en la que poder apuntar todo lo que nos hiciese falta y un cronómetro para controlar el tiempo restante. Por último, y no menos importante, nos ofreció unas gafas por si alguno de nosotros teníamos problemas de visión. ¡Todo un puntazo y que creemos que le puede venir muy bien a la gente más mayor!


Una vez armados hasta las cejas, pasó a explicarnos nuestro objetivo de la tarde: Vasiliev, un espía de finales de la Guerra Fría, ha sido asesinado. Junto a su muerte, además, se ha producido el robo de una documentación relevante que podría poner a la ciudad en peligro. De nosotros depende que los recuperemos y resolvamos el caso descubriendo la identidad del asesino antes de que nos pillen con las manos en la masa.


Ambientación y juegos


Sin duda alguna, la ambientación es uno de los puntos fuertes de esta sala. Desde el momento en que atravesamos la puerta del piso de Vasiliev, nos pareció viajar automáticamente al pasado. Nos encontrábamos en una habitación repleta de detalles en la que prácticamente nada desentonaba con la época. Al contrario, nos fuimos topando con objetos que yo, como yogurín del grupo, no había visto en mi vida. Por suerte, María estaba más familiarizada con alguno de ellos gracias a su abuela y supo sacarnos de algún que otro apuro llegado el caso. Encontramos muchos objetos, y muy variados, pero gracias a las indicaciones de la propia sala, pudimos distinguir rápidamente cuáles de ellos formaban parte de los juegos y cuáles no.


Aunque en un principio pudiese parecer el salón de una casa normal y corriente, a medida que avanzamos en el juego fuimos descubriendo nuevos rincones ocultos que dejaban en evidencia que allí vivía un espía. La cosa se iba poniendo cada vez más y más interesante hasta llegar al final del juego, momento en el que terminamos con la boca abierta con lo que los chicos de Sapiens tenían allí montado. ¡Y pensar que habíamos empezado en un humilde rellano donde las señoras con rulo habrían sido más que bienvenidas!


En cuanto a los juegos, se nota también la calidad de los mismos. Empezamos a jugar mucho antes de lo que esperábamos, por lo que comenzamos algo tímidos al no esperarnos aquello. Sin embargo, pronto entendimos que si queríamos salir de allí debíamos poner toda la carne en el asador. Dicho y hecho, nos dividimos y empezamos a buscar y recopilar todos los objetos que parecían ser útiles para la resolución de ciertos enigmas. Encontramos varios candados y algunos indicadores que nos acotaron la búsqueda, pero lo realmente divertido de la sala fue que debíamos interactuar con algunos elementos decorativos para poder avanzar. Tuvimos que poner a prueba varios de nuestros sentidos y estar muy avispados a la hora de encontrar cerraduras... ¿verdad, Nando?


Aunque en un principio puede parecer una sala con carácter lineal, llegará un punto en que tendréis que repartiros los enigmas si queréis sacar algo de ventaja al tiempo, pues jugará en vuestra contra. De pronto nos encontramos con varios enigmas que resolver a la vez, algo que creemos que favorece a la jugabilidad de la sala. Así, mientras Nando y María formaban equipo e iban abriendo candados como locos (aunque alguno se les resistiera más de la cuenta), yo me dediqué a ir resolviendo los juegos que habían ido dejando a medias por el camino.


Lo cierto es que estuvimos bastante compenetrados como equipo y cada uno de nosotros tuvo su momento estelar de la tarde, lo cual hizo que todo fluyera bastante bien. Sin embargo, se trata de una sala complicada debido el gran número de juegos que encierra, por lo que recomendamos que llevéis refuerzos suficientes. Por supuesto, no es imposible resolver el misterio por parejas, pero tendréis que ser muy rápidos y no perder mucho tiempo en cada uno de los enigmas si queréis terminar a tiempo.


¿Lo conseguimos?

No solo conseguimos cerrar el caso... ¡además lo hicimos en tiempo récord! Fue nuestro primer récord de sala, así que salimos de allí dando saltos de alegría. Sabemos que hoy por hoy nos han quitado el puesto, pero durante unos días estuvimos en todo lo alto así que... ¡que nos quiten lo bailao'! (insertar aquí emoji de la flamenca de Whatsapp)


A la salida estuvimos comentando la jugada con Marco, que estaba casi más emocionado que nosotros. Nos estuvo contando además un montón de detalles de la sala, sobre todo relacionados con la decoración, y no nos queda más que darle la enhorabuena a él y a todo el equipo de Sapiens por el enorme trabajo que hay detrás de una habitación como esta. ¡Sois unos cracks!


El bueno, el feo y el malo de la Unión Soviética

Por último, nos estuvo enseñando algún rincón más del local, como la sala desde la que controlan a los jugadores (lo que nos gusta a nosotros un backstage) o la habitación multiusos, repleta de juegos de mesa, donde además ya están preparando su primer juego portátil. ¡Estamos deseando volver a veros cuando finalmente traigáis a Madrid esa otra sorpresa que tenéis preparada!


Valoración y puntuaciones


- A destacar: La ambientación una vez entras en la casa de Vasiliev, da gusto encontrarse con habitaciones tan bien decoradas y cuidadas al detalle. La originalidad de alguno de los juegos y de los objetos necesarios para resolverlos. ¡Todavía recuerdo la sorpresa que nos llevamos con uno de ellos!


- A mejorar: El briefing, aunque es correcto incluiríamos algo más de actuación por parte del Game Master que haga de El caso Vasiliev una sala completamente inmersiva. La decoración en la antesala, puesto que no se trata de una habitación cuya única función es dar las normas del juego a los participantes, creemos que se le podría dar una vuelta para que esté en consonancia con el resto y no parezca estar tan segregada.



Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Avenida de Europa 2 (Centro Comercial Alcor Plaza), 28922 Alcorcón

91 515 40 88 / 666 415 017

info@sapiensmadrid.com

245 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo