Buscar
  • Escapa2

'El último vikingo' - Linked Minds (Febrero 2020, Madrid)

El reino está siendo atacado por los clanes del sur y el último rey vikingo ha caído. Llega el momento de que uno de vosotros lo sustituya y recupere el control de las tierras. ¡Por el norte!



  • Nombre de la empresa: Linked Minds

  • Nombre de la sala: El último vikingo

  • Número de jugadores: 6-16 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 90-240€ por sala (en función del número de jugadores)

  • Duración: 60 minutos


Las paredes retumbaron cuando el sonido del gran cuerno vikingo se coló en mi alcoba. Como descendiente de una de las familias más antiguas del norte, interpreté aquello como que algo realmente grave estaba sucediendo en el reino. Ataviado con pieles, me cubrí el rostro con el yelmo más robusto jamás forjado y salí al exterior. Los habitantes del pueblo se encontraban alrededor de la gran hoguera, esperando a que alguien nos comunicase qué estaba sucediendo.


Las peores noticias llegaron a lomos de un caballo negro, cuyo jinete nos comunicó que estábamos siendo atacados por los reinos del sur y su avance era imparable. Junto a María, Manu y Paco, representantes del clan vikingo Escapa2, nos pusimos en marcha y galopamos hacia el bosque de los dioses. ¡Por Linked Minds!


La reserva


Tanto si sois miembros de algún clan vikingo como si simplemente sentís tanto orgullo por vuestro pueblo que no queréis verlo arrasado a manos del enemigo, podéis alistaros en la batalla por medio de la página web que los últimos reyes crearon para situaciones de emergencia como esta. Seguramente os parezca brujería, y así es. Durante años mantuvieron en secreto el manejo de una extraña magia que les permitió dar forma a lo que llamaron “programas informáticos”.


No os preocupéis, lo tuvieron todo tan en cuenta que se encargaron de que esas webs fueran extremadamente intuitivas, por lo que únicamente tendréis que seleccionar a qué día y a qué hora queréis luchar (este tipo de guerras siempre acaban alargándose en el tiempo), así como el número de hachas con las que podrán contar en el frente. Si por el contrario pensáis que podéis sufrir bajas antes de tiempo (cobardes hay en todas partes) o conseguir nuevos aliados, tenéis la opción de realizar un pago parcial y abonar el resto en el campo de batalla. Esta vez las ovejas, cabras y pieles de carnero que tengáis en vuestros almacenes os servirán de bien poco.


Local, historia y objetivo


El bosque de los dioses, más comúnmente conocido como Linked Minds, se encuentra en pleno barrio de Malasaña, a muy pocos pasos de la Gran Vía. Las paradas de metro más cercanas son Noviciado y Santo Domingo (Línea 2), por lo que no tendréis ningún problema en llegar hasta allí ahora que conducir por el centro de la capital está tan limitado. Aquel bosque se convirtió en el punto de encuentro para miembros de otros clanes vikingos. Así fue como nos unimos a Nando (representante del clan Escapar, quiero escapar) y Ainhoa y Guille (representantes del clan Con B de bichos).


Antes de dirigirnos al campo de batalla, dejamos en una taquilla nuestras robustas pieles, arcaicos aparatos de comunicación y antiguas llaves del reino e hicimos acopio de las mejores armas. Allí mismo, una de las Game Master más experimentadas en tácticas de guerra nos dividió en tres grupos. De este modo, Nando y Manu unieron sus imparables fuerzas, Guille y Paco su inigualable destreza mental y María, Ainhoa y un servidor nuestro gran coraje.


Una vez listos, nos acompañó hasta las profundidades del bosque. Fue entonces, junto al árbol de la vida, donde nos dimos cuenta de la que situación era aún peor de lo que imaginábamos. Nuestras tierras no solo estaban siendo atacados por los clanes del sur, sino que además el último de los reyes vikingos había sucumbido ante el enemigo. Mientras el resto de los habitantes de los pueblos cercanos luchaban por acabar con los vikingos del sur, nosotros debíamos encargarnos de recuperar las armas del último rey. Solo así aquellas tierras heladas volverían a tener un líder y podríamos comenzar a reconquistar nuestro reino. ¡Aquí comienza una nueva era!


Ambientación y juegos


Al entrar en el bosque de los dioses tuvimos la sensación de haber llegar a un lugar místico. La naturaleza había sido recreada de tal forma que enseguida nos transmitió la sensación de encontrarnos en el exterior bajo unas condiciones climáticas adversas. A todo ello había que sumarle el papel de Maja, nuestra Game Master durante el juego, así como unos efectos de luz y sonido perfectamente integrados en la historia. En este sentido nos gusta mucho comprobar que los Escape Hall están evolucionando cada vez más deprisa. Lejos quedan ya esas salas asépticas con una caja en medio con la que interactuar sin siquiera moverte del sitio. El último vikingo se aleja de todo eso y, aunque la mecánica de juego es parecida, tendréis que moveros hacer uso de ciertos elementos de la habitación que no solo forman parte de la decoración.


Rápidamente, los tres equipos nos separamos y nos colocamos frente a los que, a partir de ese momento, serían nuestros principales elementos de juego. Llegados a este punto, nos gustaría hacer una mención especial a lo bien integrados que estaban con la temática de la sala y la cantidad de enigmas que escondían relacionados con aquello que representaba. No os diremos de qué se trataba para que lo descubráis vosotros mismos cuando vayáis a jugar, pero nos pareció muy divertido. Algo a tener en cuenta es que, aunque parezca un juego competitivo por eso de estar separados enfrentándoos a las mismas pruebas, es importante que os comuniquéis entre vosotros si en algún momento os sentís perdidos, pues al final dependeréis de todos para acabar con éxito vuestra misión.


Los juegos cuentan con un corte clásico basado en la deducción de códigos y apertura de candados. Sin embargo, a excepción de uno de ellos que sí que era algo más atemporal, el resto de elementos por medio de los cuales introducir los códigos estaban muy bien integrados en la época. El punto fuerte de este Hall Escape es que desde el principio tendréis acceso a todos los enigmas que tendréis que resolver a lo largo de una hora, por lo que seréis vosotros quiénes decidiréis en qué orden los queréis llevar a cabo. Además, esto permite que cuando os sintáis atascados con uno de ellos, podáis pasar a otro con el que quizá tengáis más suerte y refrescar así un poco la mente. Otra opción es dividiros el trabajo y, mientras unos se dedican a una cosa, el resto puede ir adelantando otras. ¡Como veis, el libre albedrío les gustaba mucho a los vikingos!


En nuestro caso, optamos por hacerlo todo los tres juntos, al fin y al cabo, lo que nos gusta de cualquier sala de escape es poder trabajar en equipo e interactuar unos con los otros. Únicamente nos separamos en una ocasión para que, mientras María y Ainhoa inspeccionaban con éxito uno de los elementos, yo pudiese encontrar la solución al enigma que más quebraderos de cabeza nos trajo durante la partida. Precisamente aquel en el que hay que moverse por la sala para hacer uso de un elemento común para todos los equipos. Menos mal que vikingos de otros clanes nos echaron finalmente una mano.


En definitiva, se trata de un Escape Hall que nos gusta llamar “de nueva generación”, de dificultad media y donde grupos grandes podrán pasárselo en grande metiéndose en la piel de verdaderos vikingos. Nosotros recomendamos un máximo de 3 jugadores por cada elemento replicado para poder disfrutarlo al máximo, así que, teniendo en cuenta que cuentan con cuatro de dichos elementos, 12 jugadores sería una buena opción. No lo dudéis más y probad suerte en el bosque de los dioses. ¡Uno de vosotros saldrá de allí convertido en rey!


¿Lo conseguimos?

Como nos gusta ser alternativos en la vida, acabamos coronando a dos reyes a falta de uno. En este caso, Paco y Guille se alzaron con la victoria al haber sido los primeros en llegar al acertijo final. Ahora falta ver si los demás seremos capaces de acatar órdenes de dos personas al mismo tiempo. ¡En este tipo de situaciones dos pueden ser multitud!


Adoración absoluta hacia nuestros reyes

Al acabar la partida, comentamos con Pepe y Maja, socios de Linked Minds, lo bien que lo pasamos, así como ciertos aspectos en los que pensamos que han mejorado muchísimo desde la primera vez que pisamos el local. ¡Como por ejemplo la actuación de Maja durante el briefing, totalmente creíble! Agradecimos también que hubiesen contado con nosotros para probar su nuevo juego, gracias a ello pasamos un rato divertidísimo. La verdad es que la experiencia tenía ya tanta solidez que apenas pudimos hacer algún apunte, aunque a Nando se le ocurrió una idea para conseguir un final más apoteósico que nos pareció todo un acierto. Y ahora… ¡A brindar por el éxito, vikingos!


Valoración y puntuaciones


- A destacar: La ambientación y lo bien integrados que están los enigmas teniendo en cuenta la temática de la sala; su elevada jugabilidad gracias a la posibilidad de ir resolviendo los juegos en el orden que quieras; la forma de dar el briefing inicial y exponer los objetivos del juego a los jugadores, metiéndoles de lleno en el papel.


- A mejorar: Ya nos dijeron que querían meterle mano al juego de luces para perfeccionarlo y que fuese más realista, así como mejorar la iluminación dentro de la sala (aunque nosotros pudimos jugar perfectamente). Además, estamos de acuerdo con Nando en que se le podría dar una vuelta al enigma final para que hubiese que disputarse de verdad el puesto de rey vikingo y hacerlo todo más emocionante si cabe.



Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle Pizarro 22 Dcha, 28004 Madrid

912 322 997

info@linked-minds.com

43 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now