Buscar
  • Escapa2

'Crisys', Shock (Diciembre 2019, Madrid)

Actualizado: ene 22

Ponte en el lugar de un detective y sé el protagonista en la escena de un crimen. ¿Serás capaz de encontrar al asesino entre los numerosos sospechosos?




  • Nombre de la empresa: Shock

  • Nombre de la sala: Crisys

  • Número de jugadores: 8 -24 personas (sin opción a combate)

  • Precio: 15€ por jugador

  • Duración: 60 minutos


En los últimos meses, la lista de “Escape Rooms pendientes de jugar en Madrid” se había vuelto alarmantemente corta, mientras que la lista de “amiguis y gente maja del mundo escapista con la que jugar alguna sala” crecía por momentos. Es por ello que, últimamente, nos hemos aficionado a jugar escape halls, ya que no solo matan el gusanillo escapista, si no que nos permiten formar grupos más grandes de lo habitual.


Tras crear el correspondiente grupo de whatsapp llamado “Grupo Escape Hall” (sí, somos así de originales), propusimos varios juegos y fechas y, por extraño que parezca, conseguimos ponernos de acuerdo casi sin esfuerzo. Nos moríamos de ganas por hacer una visita a los chicos de Shock y ¿qué mejor manera para ir abriendo boca que convirtiéndonos en investigadores de su recién abierto juego grupal? ¡Insertando cabecera de la serie CSI: uhhh ahhh... uh uh... uh uh!


La reserva


La reserva podéis hacerla a través de la página web, donde deberéis seleccionar en primer lugar el día y hora en que vuestro equipo tiene disponibilidad para acudir a la escena del crimen. En caso de no saber cuántos investigadores podrán participar en esta misión, no os preocupéis, ya que no es necesario indicarlo al hacer la reserva. Simplemente tened en cuenta el número mínimo y máximo de participantes para aseguraros de que todos tenéis la cantidad de trabajo adecuada, ¡no queremos a nadie de brazos cruzados ni con exceso de responsabilidades! Finalmente, será necesario pagar una señal de 60€, pudiendo abonar el resto el día de vuestra visita.


Local, historia y objetivo


El local de Shock se encuentra a las afueras de Madrid, en un polígono industrial de la localidad de Rivas-Vaciamadrid. Si bien es cierto que se trata de una localización menos céntrica que la mayoría de Escape Rooms, todos aquellos que estéis acostumbrados a moveros en coche veréis que merece enormemente la pena, ya que no solo cuentan con parking privado en las instalaciones, sino que en la misma puerta hay multitud de espacio para aparcar (¡todo un lujo!). Para los que sois más de transporte público, la mejor opción para llegar hasta allí es la parada de metro de Rivas Futura (Línea 9), que se encuentra a algo menos de 15 minutos andando.


Nosotros elegimos para ir uno de los días más fríos del año, por lo que nada más aparcar, entramos corriendo en la amplísima sala de espera con la que cuenta el local, donde ya nos esperaban los escapistas más puntuales. No habíamos terminado de pasar al baño y ponernos cómodos cuando llegaron los últimos investigadores, momento en que la Inspectora Palacios aprovechó para llevarnos a todos hasta la escena del crimen, la cual se encontraba perfectamente identificada. Allí nos estaba esperando el Inspector Maza por lo que, sin más dilación y perfectamente metidos en su papel, nos indicaron que se había cometido un asesinato y que debíamos investigar la escena del crimen antes del levantamiento del cadáver para tratar de encontrar al asesino entre los múltiples sospechosos que se barajaban.


Ambientación y juegos


Nuestra primera tarea consistió en formar los distintos equipos por lo que, una vez que cada oveja estaba con su correspondiente pareja (también hubo un trío, que nosotros no ponemos objeciones a los gustos de nadie), cada equipo se dirigió a su espacio de trabajo y el cronómetro comenzó a correr en nuestra contra.


Como suele ser habitual en un escape hall, existe un determinado elemento alrededor del que giran todos o parte de los juegos que conforman la experiencia y que se encuentra replicado de manera que cada equipo tiene el suyo propio. Esta mecánica se mantiene en Crisys, sin embargo, en comparación a otros escape halls que hemos jugado nos pareció que el ritmo de juego era más dinámico y no tuvimos la sensación de estar dando vueltas todo el rato alrededor del mismo elemento. Esto sin duda se consigue gracias a la naturaleza de los juegos y a la interacción que hay con la propia sala y con los elementos que hay en ella, que hace que los jugadores no estén parados en el mismo sitio durante más que unos pocos minutos. Este resultado nos pareció un gran acierto, ya que logra vencer la mayor barrera que en nuestra opinión tienen los escape hall frente a los escape room.


En cuanto a los juegos, lo que más nos gustó fue la estrecha relación que guardaban con la temática (todos nos sentimos protagonistas de CSI por un día) y con el objetivo de la historia, ya que veíamos cómo las piezas del puzzle iban encajando poco a poco y cada minuto estábamos más cerca de averiguar quién había sido el asesino. La dificultad de los juegos es media y, en función del momento de la investigación en el que os encontréis, podréis, o bien resolver varios juegos a la vez, o uno mismo entre varios jugadores, por lo que se adapta tanto a parejas con experiencia como a grupos de 3-4 personas que se estén iniciando en el mundillo.


Otro de los puntos fuertes es que gran parte del juego está diseñado de manera que todos los equipos utilizan los mismos elementos, pero de manera diferente y en distinto orden, con lo cual se evitan los momentos de espera o el riesgo de que unos equipos se copien de los otros. En nuestro caso, al ser grupos pequeños no tuvimos problemas de espacio, aunque es posible que equipos de 4-5 personas sí tengan más dificultades para que todos los integrantes accedan a la vez a un mismo elemento, por lo que recomendamos que, en la medida de lo posible y para disfrutar más la experiencia, los equipos cuenten con un máximo de 4 jugadores.


Por último, mencionar que el espacio que han destinado los chicos de Shock para desarrollar este juego cuenta con una ambientación sencilla pero eficaz que, junto con la iluminación ambiente, consigue cumplir con nota su propósito y dar al jugador la sensación de encontrarse en la escena de un crimen llevando a cabo la investigación.


¿Lo conseguimos?

Aunque algunos de los allí presentes tenían a su alrededor un aura de competitividad muy intensa, al final la sangre no llegó al río (al menos no la nuestra, el pobre cadáver poco tenía ya que hacer…) y conseguimos el equilibrio justo entre cooperación y competitividad para conseguir encontrar entre todos al asesino y resolver todos los imprevistos que fueron surgiendo por el camino (¡que no fueron pocos!). ¡Que tiemble Grissom porque estos novatos amenazan con quitarle el puesto!



Valoración y puntuaciones


- A destacar: La estrecha relación que guardan todos los juegos con la temática y la historia, lo variados que son entre sí y la manera tan realista en la que se obtiene información del cadáver para avanzar en la investigación del asesinato. La atención de los dos Game Master durante todo el juego para asegurarse de que ninguno de los equipos llevaba un ritmo muy diferente al de los demás. Los recursos tecnológicos y audiovisuales con los que cuenta la experiencia.


- A mejorar: Personalmente una de las pruebas nos resultó demasiado sencilla en comparación al resto y en el momento de realizarla no entendimos bien cuál era el objetivo (el Game Master tuvo que decirnos que ya la habíamos resuelto), por lo que podría aclararse de alguna manera o darle una vuelta para que esté al nivel del resto de juegos. La iluminación ambiente era demasiado tenue en algunos momentos, lo que dificultaba la resolución de determinados juegos.



Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle Juana Francés, 2, Nave 18, 28522 Rivas-Vaciamadrid, Madrid

692 67 86 52

0 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now