top of page
Buscar
  • Foto del escritorEscapa2

'Craft Master Certificate' - ¡Hemos sido craftizados!

Actualizado: 22 ene 2020

Que se prepare Madrid porque aquí llegan los alumnos totalmente craftizados y listos para convertirse en los mejores Game Masters de la capital. ¡Empieza la revolución!



  • Nombre del curso: Craft Master Certificate

  • Empresa organizadora: Plastic Robots (en colaboración con Incógnito Escape Game y marcas asociadas)

  • Duración: 20 horas de teoría (repartidas en tres jornadas) + 8 horas de prácticas

  • Lugar de impartición: Sapiens Formación (sala Gamma)

  • Fechas y horarios: 30 de noviembre (16:00h a 20:00h), 1&2 de diciembre (10:00h a 20:00h)

  • Número de asistentes: Hasta completar aforo


¡SOLD OUT! El jueves nos fuimos a la cama con la noticia de que no quedaba ni una sola plaza libre en el curso Craft Master Certificate que tendría lugar al día siguiente. No sabíamos ni quiénes eran ni qué tipo de perfil tendrían los asistentes, pero de una cosa estábamos seguros: ¡nos moríamos de ganar por conocerles!


Estaba claro que la convocatoria había sido todo un éxito, del mismo modo que lo fue el curso en sí teniendo en cuenta todo lo que aprendimos en él y la cantidad de conceptos nuevos que empezaremos a integrar en nuestro espíritu escapista a partir de ahora. ¡Bendita teoría del flow! ¿Queréis saber cómo nos fue durante los tres días del curso y qué entresijos se escondían entre aquellas cuatro paredes de la sala Gamma? ¡Pues continuad leyendo!


Día 1 - El 'Jugón de Invierno', el humo y la teoría del flow


Aunque el curso comenzaba a las cuatro de la tarde, me fue imposible llegar antes de las cinco y media. Por suerte, María había tomado buena nota de todo lo acontecido hasta el momento y pude echar un vistazo rápido a un detallado perfil psicológico de cada uno de los asistentes, redactado a partir de los datos que ellos mismos habían compartido con el resto durante su presentación. ¿Os acordáis de Identity, aquel programa de televisión en el que un concursante tenía que asociar una serie de datos con la persona a la que correspondían? ¡Pues así me sentí yo! De esa forma conocía al 'Jugón de Invierno' (gamer en temporadas de frío, única y exclusivamente), al 'Físico-Doctor-Guionista de cine' (había tenido más profesiones que Mortadelo) y a muchos otros escapistas con perfiles igual de variopintos. Gente muy diferente entre sí, pero con un objetivo en común: convertirse en el mejor Game Master de la capital.


Una vez hechas las presentaciones y de tomar contacto con el curso por medio de una unidad introductoria, llegó el momento de nuestra charla junto a Nando de Escapar quiero escapar. Antes de contar nuestras malas experiencias en un Escape Room por culpa de un Game Master, mostramos tres carteles (cual azafata de un ring de boxeo) que contenían el título de nuestras historias. El objetivo era que los alumnos asociasen dichos titulares a las experiencias de las que estábamos a punto de hacerles partícipes. Así fue como salieron a relucir temas relacionados con ataques de ansiedad en mitad de una sala de terror, la frustración del jugador ante la falta de comunicación con el Game Master o la presencia de elementos no intuitivos y/o mal integrados en una habitación. Y aquí es donde entra en juego el famoso humo que nos acompañó hasta el final del curso, siendo la causa de numerosas carcajadas y el ejemplo claro de lo que no tiene sentido en un juego de escape.


Después de contar nuestras anécdotas como si de Lolita en Tu cara me suena se tratase, fuimos testigos de uno de los conceptos más importantes del curso: la teoría del flow. Es muy posible que nunca hayáis oído hablar de ella, pero os aseguramos que, una vez que lo hagáis, vuestro concepto sobre las salas de escape y la forma de jugar en ellas va a cambiar por completo. ¡Si es que estos chicos de Plastic Robot son lo más!




Día 2 - El mito de los escapes no lineales y el efecto Kruger


Café en mano (y ojos aun pegados por el sueño), comenzamos el segundo día de curso de una forma muy dulce. ¡Gracias Montse, Jorge y Paula por esos bollos de chocolate! Nos dieron la vida. Si la tarde anterior habíamos aprendido cosas tan interesantes como la 'teoría del flow', esta vez tocaba darnos de bruces con la realidad: no existen los escapes no lineales. De repente, fue como volver a ser un niño que descubre que en Navidad no todo es lo que parece (ya me entendéis, guiño, guiño). Nos quedamos todos tan impresionados que pronto empezaron los cuchicheos. ¿Cómo? ¿Que he vivido engañado durante toda mi vida escapista? ¡Qué fuerte!


Tras este primer impacto inicial (los ojos se nos despegaron a todos al instante), Álex 'Zuk' y Debi 'Bol' nos explicaron el por qué de tal afirmación haciendo distinción entre tres conceptos básicos: enigmas, elementos u objetos y el espacio por el que se mueve el jugador durante la partida. De esta forma aprendimos términos como juego multilineal, no secuencial o unidireccional, entre muchos otros igual de interesantes. ¡Loquitos nos estábamos quedando!


Como os podréis imaginar, diez horas dan para mucho, así que tratamos un sinfín de temas más como la recepción del jugador, las leyes universales del escapismo o los diferentes perfiles de jugadores que nos podemos encontrar en un escape: novatos, bloggers (¡holi!), expertos o trabajadores de otras empresas. De este modo, nos presentaron el efecto Dunning-Kruger, un gráfico que representa la relación existente entre la experiencia del jugador con el nivel de confianza alcanzada en función del número de salas jugadas con o sin éxito. Y aquí voy a aprovechar para decir algo que siempre he querido decir (carraspeo): ¡Diez salas no es ser experto!


Tras un descanso para comer, volvimos a la carga y continuamos con el curso. Además de la teoría, cada cierto tiempo realizábamos un role-play para poner en práctica lo aprendido hasta el momento. Gracias a este tipo de actividades vivimos una serie de momentos desternillantes y es que la capacidad de improvisación de los alumnos era tal que nos dejaron totalmente alucinados en más de una ocasión. ¡Jamás olvidaremos el momento niños siendo invitados a una caña por el Game Master!


Día 3 - El efecto muro, Debi rompe-candados y... el examen


Último día del curso y el ánimo seguía intacto a pesar de los madrugones. ¡Ya se encargó de ello Debi con la caja de pastas que tanto subidón nos dio! En el ambiente había cierto nerviosismo por ese examen que cada vez estaba más y más cerca. ¿En qué va a consistir? ¡Sed buenos con nosotros! ¿Va a ser tipo test? ¡Habíamos vuelto todos al instituto!


Sin embargo, todavía quedaban unas horas por delante para enfrentarse a la prueba definitiva y muchas cosas que contar, como el efecto muro o el criterio para dar pistas (fundamental para convertirse en un buen un Game Master). Relacionado con esto último, hicimos un juego muy divertido en el que los alumnos tenían que ayudar a Álex con la resolución de un enigma y la búsqueda de los elementos necesarios para ello. ¡Cómo lo pasamos viéndolo sufrir un poquito!


A continuación, hicimos un exhaustivo repaso por la fase Post-Game de un escape. Esto es desde que el jugador sale por la puerta de la sala hasta que se despide del local y se va de cañas con los amigos. ¡Todo, todito, todo! Tampoco se olvidaron de hablar de la famosa fotografía de grupo, momento en el que nos dieron unas cuantas claves para conseguir la imagen perfecta y mantener las redes sociales lo más atractivas posible de cara al público y a los potenciales clientes.


Por último, pero no menos importante, hicimos un mini-taller sobre los distintos candados que podríamos encontrarnos en un escape (vimos algunos con los que todavía no nos habíamos topado en ninguna sala) y la forma de resetear algunos de ellos. Como el examen se acercaba y los alumnos estaban algo nerviosos, Debi lideró una terapia relajante que consistía en, ni más ni menos, romper candados con dos llaves inglesas como herramientas. ¡Pero sin fuerza bruta, eh! Que no se diga...


Y ahora sí, llegó el momento del examen y, por tanto, nuestra despedida. Como blogs invitados no teníamos que enfrentarnos a la prueba (siempre ha habido clases), así que decidimos dejar que los alumnos se concentrasen al tiempo que Debi les repartía las preguntas y Álex hacía de 'poli' malo vigilando al personal. ¡Así cualquiera se atreve a copiar! Aunque estamos seguros de que ni siquiera les hizo falta.



¿El siguiente paso? Las prácticas en las marcas asociadas que ya os comentamos en una entrada anterior. ¡Esperamos veros a todos en un futuro muy cercano trabajando como Game Masters! Será un placer ponernos en vuestras manos.



Si os quedasteis con las ganas de apuntaros al curso o teníais dudas sobre su funcionamiento y después de haberos contado un poco más sobre él os gustaría participar en la siguiente edición, estad muy atentos porque es muy posible que a lo largo de las próximas semanas volváis a tener noticias de los Plastic Robots. ¡Nos vemos en el camino!


93 visualizaciones0 comentarios

Kommentarer


bottom of page