Buscar
  • Escapa2

'Catalepsia', Horror Box (Agosto 2019, Barcelona)

Actualizado: ene 22

Escapistas, sentimos comunicaros que ha llegado la hora de vuestra muerte. Olvidaos de los grandes espacios porque aquí el escenario de juego es otro muy diferente: un ataúd. ¡Que descanséis en paz!



  • Nombre de la empresa: Horror Box

  • Nombre de la sala: Catalepsia

  • Número de jugadores: 2 personas

  • Precio: 40€

  • Duración: 30 minutos

Dos días más tarde de lo esperado, pusimos punto y final a una ruta por Barcelona en la que nos había pasado de todo. Tanto es así que comenzamos siendo cuatro y acabamos siendo solo dos y una mochila menos. ¿Y cómo creéis que terminamos después de todas nuestras aventuras? Pues muerto-mataos. Así que pensamos que lo mejor era aprovechar la ocasión y que se llevasen nuestros cuerpos sin vida a la funeraria de Horror Box para experimentar nuestro propio entierro en Catalepsia.


Para los que no hayáis oído hablar de ello, se trata de una experiencia para dos personas de apenas 30 minutos en la que seréis encerrados en un ataúd para recrear vuestra muerte. Apetecible, ¿verdad? Pues que Dios nos pille confesaos' que nuestro corazón se para en 3 (Pum, pum...), 2 (Pum...), 1 (...). ¡Ya vemos la luz!


La reserva

La reserva podréis hacerla a través de la página web, donde se os recordará que se trata de una experiencia extrema y que si algún jugador decide abandonar, el juego terminará para ambos miembros de la pareja. Una vez seleccionada la fecha de vuestro entierro, tendréis que pagar la experiencia al completo para que la funeraria pueda ir a recoger los cuerpos.


El proceso de reserva puede ser algo más largo de lo habitual si decidís personalizar la experiencia, algo que desde aquí os recomendamos encarecidamente por dos razones. La primera de ellas es porque podréis confeccionar vuestro funeral a gusto del consumidor. Esto quiere decir que tendréis la capacidad de elegir desde la funeraria a la que queréis que lleven vuestro cuerpo hasta diseñar el recordatorio que se entregará a vuestros familiares al finalizar la ceremonia. ¡Nosotros estuvimos un buen rato para dejarlo todo como queríamos y alucinamos con la cantidad de cosas que te dejan personalizar!


El segundo motivo por el que recomendamos que llevéis a cabo este paso es porque, aunque empecéis muy felices y emocionados por ello, pronto comenzaréis a sentir un mal rollo importante recorriendo todo vuestro cuerpo. Esto hace que mentalmente vayáis a jugar muy sugestionados y que la experiencia se torne muy macabra desde antes incluso de poner un pie en el local. ¡El terror psicológico siempre funciona a las mil maravillas!


Local, historia y objetivo


El local de Horror Box se encuentra en el barrio de El Camp de l'Arpa del Clot, siendo Camp de l'Arpa (Línea 5) la estación de metro más cercana. Puesto que nosotros habíamos aprovechado la mañana para hacer una visita a La Sagrada Familia, decidimos ir andando desde allí al no estar demasiado lejos. Desconocemos cómo se aparca por esta zona, ya que al no ir en coche ni siquiera nos preocupamos por ello, pero si no queréis arriesgaros podéis optar por el transporte público. ¡Seguro que así no tenéis problemas!


Teniendo en cuenta que llegamos con bastante tiempo de antelación y hacía un calor de mil demonios, decidimos pararnos a tomar un helado y así disfrutar de algo fresquito antes de experimentar la muerte. Una vez llegada la hora, caminamos tranquilamente hacia el local, el cual está algo escondido junto a una tienda de novias. Lo reconoceréis por el color rojo de la pared que rodea a la puerta, aunque no veréis ninguna indicación en ella con el nombre de la empresa. Aun así, en el correo de confirmación viene bien especificado dónde se encuentra la entrada, así que no creemos que tengáis ningún problema en encontrarla.


Una vez allí, llamamos al timbre y tuvimos que esperar unos minutos hasta que un miembro de Horror Box vino a recogernos. Con semblante serio y una actitud rígida, nos pidió que lo acompañásemos a través de una serie de pasillos y escaleras hasta la antesala de Catalepsia. Un espacio reducido pero perfectamente ambientado con lo necesario para que los jugadores se planteen si realmente están preparados para lo que van a vivir a continuación. Según nos iba explicando en qué consistiría la experiencia, se nos fueron poniendo de corbata. Tanto que en más de una ocasión no pudimos evitar mirarnos preguntándonos si estábamos seguros de hacer aquello. ¡Lo que habríamos dado por ver a alguien sonreír en aquel momento!


Por último, tras indicarnos un par de aspectos importantes por si en algún momento queríamos detener el juego, nos fue llevando hasta el que sería nuestro espacio de juego: el ataúd. ¡Mamá, no mires!


Ambientación y juegos


Ya habíamos escuchado que el momento más crítico tiene lugar durante los primeros minutos, cuando de repente te ves encerrado en un espacio muy pequeño y tu corazón empieza a latir a mil por hora. La verdad es que intenté controlar la respiración para calmarme un poco, pero la sensación de encierre inicial fue bastante intensa. Sin embargo, una vez que comienzas a jugar se te olvida por completo y te das cuenta de que, a pesar de ser un ataúd, el espacio es un poco mayor al que tendría uno de verdad y la ventilación idónea para que el jugador se sienta a gusto. Entendemos que es muy posible que la gente abandone en este punto inicial del juego, pero si conseguís superarlo lo vais a disfrutar como enanos.


Desde el comienzo de la experiencia tendréis que colaborar para poder ir avanzando a lo largo de los diferentes enigmas que se os irán planteando. La dificultad de los mismos reside, principalmente, en mantener la calma para sacarlos adelante en un espacio tan reducido como el de un ataúd. Vuestros movimientos estarán bastante limitados, pero tendréis que hacer uso de todo el cuerpo para resolver los juegos. Todos ellos están basados en mecanismos y no necesariamente activarán algo en vuestro propio ataúd cuando consigáis accionarlos, así que estad atentos a todo lo que suceda a vuestro alrededor aun cuando no hayáis tocado nada vosotros. ¡Lo que vaya haciendo vuestra pareja es fundamental!


Hubo un par de juegos que nos parecieron muy divertidos. El primero de ellos porque no esperábamos lo que sucedió y nos sentimos como si hubiésemos vuelto a la infancia (sí, suena paradójico, pero así es). Aunque el resto de enigmas los habíamos resuelto relativamente rápido, en este tardamos un poco más porque Manu no conseguía ver del todo bien lo que le faltaba para completarlo. ¡Menos mal que finalmente dio con la clave! El segundo de los juegos a los que me refería fue uno de los últimos, donde el realismo alcanzó tal nivel que lo que se suponía que ocurría en la vida real pasó allí también. Este tipo de efectos especiales, unidos a la música de fondo y a los diferentes sonidos que fuimos escuchando a lo largo de la experiencia, hacen que la inmersión sea brutal desde que cierran la tapa del ataúd. ¡No nos esperábamos para nada aquello!


Llegó un momento en que estábamos tan en nuestra salsa que los treinta minutos nos supieron a poco. Si hubiese sido por nosotros, habríamos estado allí dentro otra media hora más. Al perder la noción del tiempo y estar tan entretenidos, vais a tener la sensación de que los minutos vuelan en el interior del ataúd y, cuando por fin consigáis completar la simulación, acabaréis con tanta adrenalina que no querréis salir de él. Tras nuestra paso por Catalepsia, recomendamos encarecidamente que vosotros también viváis la experiencia si no lo habéis hecho ya. Es como hacer un break entre salas de escape para enfrentaros a algo totalmente diferente al resto pero que, sin duda, dejará una profunda huella en vosotros. ¡Morir nunca fue tan divertido!


¿Lo conseguimos?

Y como si del mismo Jesucristo se tratara, resucitamos de entre los muertos antes de que el tiempo llegase a su fin. Como os he dicho anteriormente, teníamos la adrenalina por las nubes gracias a lo que acabábamos de vivir. Era la primera vez que hacíamos algo así de extremo y tenemos que decir que repetiríamos una y mil veces más. Al acabar, nos esperaba nuestro Game Master, esta vez mucho más sonriente que cuando estaba metido en su papel, quien nos condujo de nuevo a la sala inicial para comentar algunos aspectos de la partida y hacernos la fotografía de pareja. ¡No digáis que no mola el atrezzo!


Lo que se dice "muertos, pero contentos"

Antes de marcharnos, nos puso los dientes largos acerca de los otros dos juegos que tienen disponibles en Horror Box: Jigsaw y Ouija. Ambos están en nuestra lista de pendientes desde hace mucho tiempo, así que no tardaremos en regresar con refuerzos para volver a vivir una experiencia de miedo.


Valoración y puntuaciones


- A destacar: El trabajo del Game Master durante la recepción de los jugadores y el briefing inicial, todavía no sabemos si estaba actuando o era serio por naturaleza, pero consiguió ponerse los pelos de punta antes de empezar; los efectos especiales a lo largo de toda la experiencia, los cuales hacen que la inmersión sea inmejorable desde que entras en el ataúd. ¡Realmente te crees todo lo que vives allí dentro!


- A mejorar: Fue una lástima que al haber reservado con menos de dos días de antelación no pudiésemos disfrutar finalmente de todo lo que habíamos personalizado. Entendemos que esto es así porque con la cantidad de grupos que pasan por allí a lo largo del día necesitan margen de tiempo suficiente para tenerlo todo listo, pero echamos en falta ese detalle para que la experiencia fuese del todo redonda.



Opiniones de otros jugadores: TripAdvisor



Datos de contacto:


Calle Industria 268 20 08026 Barcelona

931 100 666

info@horrorbox.es

98 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now